domingo, 11 de diciembre de 2011

ONCE. Sorteo de tres cifras

La Organización Nacional de Ciegos-ONCE- celebró uno de los últimos sorteos del cupón de tres cifras en el Círculo de Artesanos de Don Benito el año 1983.
En la foto, autoridades, directivos de la entidad y medios informativos.

12 comentarios:

  1. Y ahora con la crisis, se las ven y se las desean para vender.

    Qué cantidad de actividades se hacían en tu pueblo, y como todo, desaparece, en fín...

    Buena semana Disan, besos.

    ResponderEliminar
  2. Resulta difícil, en el ámbito de las organizaciones no lucrativas, encontrar un ejemplo de producto tan conocido y longevo como el famoso sorteo de la ONCE.
    Este sorteo fue fundado el 13 de diciembre de 1938 bajo la dictadura de Francisco Franco para tratar de resolver la situación de ceguera en que quedaban algunos combatientes de ambos bandos.
    El cupón de la ONCE es, probablemente, el producto no lucrativo más tradicional y cotidiano que existe en el mercado español. Sin embargo, no sólo su larga vida y reconocimiento resultan ilustrativos, constituye además el mejor ejemplo de extensión y adaptación de la cartera de productos a las necesidades y características del mercado del juego en España. Todo ello sin olvidarse su finalidad social que continúa vigente en cualquier rincón de nuestro país.
    Tú, precisamente tú amigo Diego, sabes bien de lo que escribo.

    ResponderEliminar
  3. Como digo en el texto de la foto, ese fue uno de los últimos sorteos provinciales del cupón de la ONCE de tres cifras, y ya en 1984 empezó a ser nacional y de cuatro cifras. El sorteo se celebró en Don Benito por ser uno de los pueblos más grandes de la provincia.
    ion-laos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, yo sé muy bien de lo que hablas. Sin embargo, he de admitir que la historia de la ONCE la conoces tú mejor que yo, y eso me da alegría, que sea tan conocida la gran labor social y humana que la Organización viene desarrollando desde hace tantos años.
    Anónimo, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Diego:
    Como Veterano o como Anónimo que tanto monta, he de decirte que no es que yo sepa, que apenas sé de nada, lo que ocurre es que tus entradas y tus textos primero los leo, los proceso, y después busco la mejor información con que hacer mi modesto comentario.
    Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que están haciendo una labor muy buena. Conozco un caso, de una persona relativamente cercana, a la que, literalmente, sacaron adelante. Y es que, no es sólo que no tengan ánimo de lucro y todo eso, es que nadie tiene los medios que tiene la ONCE.

    La foto me ha hecho sonreir. Se nota tanto el paso del tiempo en la ropa... Ese tipo de fotos tienen un punto entrañable. Me recuerdan algunas fotos familiares: tengo fotos en las que mi padre llevaba una chaqueta de ese corte; en otra, mi tío llevaba una cazadora muy similar... ¡Tienen un algo!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buena la foto. Y mucha información se adquiere en tu blog por tu parte, y por parte de algunas personas. Graciasssssssssss
    Saludos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy lindo recuerdo y muy buena foto.
    ¿Por qué fue el último sorteo?

    mariarosa

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, la ONCE tiene los medios y un equipo humano muy bien preparados para ayudar a personas con problemas de ceguera. Y además la venta del cupón resuelve el problema de trabajo a ciegos y a muchos minusválidos.
    María, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es historia. Son pequeñas cosas que han ido ocurriendo a lo largo de los años, y que yo tuve la suerte de ir recogiendo en fotos para ir mostrándolas ahora. No lo podía imaginar entonces.
    Isa, un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. El sorteo se hizo en el mes de diciembre de 1983, y el cupón era hasta entonces de tres cifras y provincial, y el motivo fue que al año siguiente el cupón empezaría a tener cuatro cifras y el sorteo sería nacional.
    maríarosa, un beso.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, gracias por tú labor de investigación enriqueciendo el comentario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar