jueves, 31 de diciembre de 2009

AÑO 2010


Año nuevo. No esta usado, no es de segunda vida-.Lo estrenamos nosotros y tenemos trescientos sesenta y cinco días para domesticarlo. Un año enterito para nosotros. Es cierto que tenemos que compartirlo, eso es un consuelo, porque si se pudiera trocear, unos se lo llevarían casi todo y a otros no les quedaría nada. Quiere darnos a todos las mismas oportunidades. Por el mismo precio, la misma cantidad.. Los más ambiciosos, los de siempre, se quejan, dicen que no hay derecho, que ellos son más importantes y se merecen más tiempo. Chocante. Los que siempre quieren ser los primeros, en esta carrera desean llegar los últimos, pero acaparándolo todo para eliminar rivales. Ni siquiera tú, importante Año Nuevo, puedes sustraerte al paso del tiempo, también tú serás devorado, y hoy Año Nuevo, mañana Año Viejo, y habrá terminado tu imperio. Inmutable contemplarás los acontecimientos. Como cambia el mundo. Cambia el planeta y el ser humano, las ideas cambian la vida y el tiempo la destruye. Durante tu imperio se irán produciendo grandes transformaciones en todo el universo. Es inevitable. No te sientas responsable, pues tu imparcialidad es el mejor sentido de la justicia. Y por los de aquí abajo, los del patio, no te preocupes, nos vamos a seguir peleando. Lo hagas como lo hagas no cesarán las risas ni los llantos.
Amigo Año Nuevo, te damos la bienvenida y nos ponemos a tus órdenes. Asistimos a tu bautizo y por orden de sucesión te ponemos de nombre: 2010. ¡FELICIDADES!
No te perderemos de vista, por si acaso.


Feliz porque lo he conseguido.
Una sola cosa le he pedido al año que acaba, que me permitiera llegar al ordenador para desear que tengáis un Noche Feliz y Próspero Año Nuevo.

lunes, 21 de diciembre de 2009

NAVIDAD


¡Feliz Navidad! ¡Próspero Años Nuevo! Nos gritamos unos a otros con la alegría contagiosa del momento. Navidad es un deseo, es un sentimiento. Tu alegría es nuestra alegría, y vamos repartiendo la felicidad que no tenemos. Se reparte todo sin dar nada. Quién tiene mucho le desea felices Pascuas al pobre que duerme en la calle entre cartones. Todos nos desean y deseamos Feliz Navidad.. ¿Y que dan o que damos? Palabras, no cuestan nada. Para la mayoría de las personas la alegría esta en las compras, el derroche y el despilfarro. Los políticos gobiernan con caramelos, luces y música, empeñados en que subamos todos a la noria del espectáculo. Unos disfrutan de él y otros participan, y el organizador contento porque tiene participantes y espectadores. El mundo funciona así, imposible de cambiar, pero al menos reconozcamos que en medio de tanta pobreza no es gratificante la exhibición del dinero en la medida que se viene haciendo ¿ Quién disfruta de verdad del espectáculo? Pues quien tiene para pagarlo. Los demás son actores que a cambio de migajas participan en el montaje, ayudando en la economía y a la buena imagen de las ciudades-
En Navidad es obligado estar alegres, participando en el belén y en el nacimiento, respirar la atmósfera del buey pesebrero, y enviar muchas tarjetas a amigos y parientes con el muy conocido mensaje de: ¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO”! De corazón, es mi deseo.



NOTA.

Por viaje me veo obligado a hacer una parada desde hoy hasta el día 31, que estaré aquí para desearles a todos, amigos y seguidores, feliz año nuevo. Ahora, no podía marcharme sin desearos a todos ¡!FELIZ NAVIDAD!!

domingo, 20 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD

Desearles Feliz Navidad a los que son felices es malgastar los deseos. Yo se lo deseo de corazón: a los que sufren, a los enfermos; a los que nada tienen, a los hambrientos; a los que viven en la calle, a los que tienen por techo las estrellas; a todos los que están solos, a los que tienen problemas; a los que sufren acosos, a las victimas de malos tratos; a los inmigrantes, a los parados. Y en mi deseo incluyo no felicitarlos el próximo año porque su suerte haya cambiado y la dicha y la alegría los haya tocado. Suerte.
¡Sufridores del mundo entero, hermanos, amigos, colegas…
FELIZ NAVIDAD!

sábado, 19 de diciembre de 2009

AÑOS 70.- ILUMINACIÓN NAVIDEÑA EN DON BENITO


Esta era la iluminación de Navidad en Don Benito a principios de los años de 1970.
En la foto de la Plaza de España se puede ver la Fuente Monumental, con escultura de Pérez Comendador, y al fondo, a la izquierda, se encuentra el edificio del Banco de España.










viernes, 18 de diciembre de 2009

CAIDA DEL DESCAPOTABLE

¡Santo Dios, estoy siempre en el suelo¡ Tengo mala suerte por caerme, buena por no romperme un hueso. Todo depende del humor con que se mira. La caída ha sido aparatosa, afortunadamente sin consecuencias. No he levantado lo suficiente las ruedas delanteras del descapotable, han pegado en el bordillo que tenía que salvar y he ido de cabeza contra una pared. He caído un poco atolondrado, pero sin heridas. La gente que acudieron en mi auxilio querían, a toda costa, llevarme al hospital, y yo no he consentido. Cuando pude me escabullí calle abajo, un poco molesto y avergonzado por el espectáculo. Con cada caída cojo más miedo, y eso me resta seguridad para seguir valiéndome, en la calle, por mi mismo. No se puede evitar. El peligro esta siempre en las aceras. En subir y bajar bordillos, en los andamios, las escaleras, los objetos que impiden el paso, las obras, los agujeros de las baldosas que faltan, de la estrechez de algunas aceras, de los coches aparcados en ellas y un larguísimo etc. etc. De verdad, es muy complicado pasear en silla de ruedas.
Los técnicos municipales diseñan de cualquier manera la eliminación de barreras. Ni piensan ni sienten lo que hacen. Rampas repentinas donde dan la vuelta las sillas, agujeros donde esta el bordillo, bordillos rebajados en las esquinas de las calles, bordillos que se les quedaron muy altos y para disimular los rebajan un poco con una radial, otros tienen el esbozo de un rebaje para que se vea la buena intención. No conozco la ley escrita, conozco la ley de la razón y la lógica y esa me dice que las cosas no se hacen bien, no. De cuando en cuando deberían ser más humildes y pedir la opinión de los usuarios. ¿O es que nos creen tan discapacitados que ni nuestra opinión es válida? Habrá siempre quién diga:: “Sí que consultamos” ¿ A quién? A quién camina sobre dos piernas-
El porrazo tal vez me ha dañado algunas piezas de la cabeza y me ha provocado el cabreo de la impotencia. Así que para no meter la pata, doy por finalizada este entrada.

jueves, 17 de diciembre de 2009

PROGRAMAS DE TELEVISIÓN

En televisión se hacen programas de cualquier cosa, siendo los más vistos los que más morbo crean, los más chabacanos, los más sangrantes, los más inmorales. La intimidad tiene un precio, mucho o poco dependiendo de la categoría del personaje, de la cantidad que haya robado, de los cuernos que haya o le hayan puesto o de los polvos que le hayan echado. Es la comedia de la vida en la que representan sus miserias los personajes reales. Para que representar con actores, si tienen a los miserables. Bueno también hemos de admitir que hay ficción cuando se preparan montajes. Todo vale: el precio, la utilización y el engaño. Televisión utiliza a todo lo que tiene precio, y si crea morbo haciendo subir la audiencia, se le permiten hasta las palabras más soeces y las mentiras más descaradas. Y honorables profesionales de lo que sea, pueden hacer el mono, el gorila o lo que les venga en gana. Se junta una tribu de convencidos modelos de inteligencia y virtud. No faltan estridentes risas o gordo insultos, no sabemos si o ensayados o verdaderos, por lo auténticos que parecen. El plató se transforma en una plaza de toros, lo digo por las embestidas y los capotazos, aunque nunca se sabe quién embiste a quién, pues viéndolos parecen buenos artistas en las artes del toreo.
Televisión nunca tendrá problemas de programación, porque siempre habrá personas que, por fama o dinero, venden hasta lo más sagrado del ser humano. Son conscientes de su utilización, pero como va bien para sus planes, se dejan utilizar. Hay otras, sin embargo, que se nota que no se pueden defender, y las lían, las utilizan de cualquier manera. Lo importante es que produzcan en el espectador reacciones variadas de risa de pena o de envidia. Y los artistas que trabajan en este circo de la humillación y la mentira, acaban dando grima y dando lástima. ¡Corazón, hermosa palabra, para lo que has quedado!
Claro que no tenemos derecho a quejarnos porque el mando del televisor lo tenemos nosotros.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

NAVIDAD EN DON BENITO



La foto es de principio de la década de los 70, del siglo XX. Recuerdos para los que vivieron aquellos años, curiosidad para los que no lo vivieron. Predomina en la escena el guardia urbano y los aguinaldos navideños. Y en la calle, los SEAT 600, el rey del tráfico y la avanzadilla del progreso.
La foto fue tomada un 23 de diciembre de un año cualquiera de la década arriba indicada, y la población Don Benito.

martes, 15 de diciembre de 2009

SUEÑO TONTO

Ha tenido un sueño, muy raro, ilógico y extraño, como todos los sueños. Me he visto en medio de una manifestación sin comerlo ni beberlo. Esta transcurría por las calles de una ciudad, sin poder precisar de cual. Los manifestantes gritaban libertad y no a la ley de las descargas, y portaban como pancartas luminosos y coloridos nombres de blogs y de usuarios. Nombres imaginativos y novedosos, pareciendo que en ellos se habían volcado fantasía, sueños y deseos. Orgullosos cada uno de lo que era, avanzaba la manifestación. De pronto, de frente por la misma calle, apareció otra manifestación, y los manifestantes gritaban sí a nuestra ley, y como pancartas enarbolaban batutas, partituras, trompetas, pitos y flautas. Llegados a la misma altura, se dieron la mano el blog y la trompeta y empezó la gran batalla de músicos y blogueros. El usuario le pegaba en la cabeza con todas las letras al trompetero, y el trompetero le atizaba con la trompeta y todas las notas al usuario. También los que tenían la ley, con ella en alguna cabeza dieron. ¡Santo Dios. El suelo acabó como un campo de batallas! Nombres rotos por los suelos, música descalabrada, ley malherida. Todo un desastre.
¿Quién fue el vencedor? No lo sé, en mi sueño no lo vi. Tal vez no hubiera vencedores ni vencidos. Es posible que lo hayan dejado para el próximo combate. Y yo tendré que echarle una bronca a mis sueños por soñar lo que no deben.

lunes, 14 de diciembre de 2009

DIFICULTAD ESCRIBIENDO


Querer es poder, no siempre. Pero, al menos, se intenta, después sale cualquier cosa, menos lo que uno quiere. Yo intento darle a una tecla y le doy a otra, y después de varios intentos, acierto con la afortunada. Eso que tengo un teclado con letras muy gordas y muy folklóricas, tienen muchos colores, no sé cuantos, porque todavía no me he parado a contarlos. Me lo regalaron unos amigos a cambio de fotos de santos. Ahora el problema no son la teclas, el problema son mis manos. Con lo fácil que es hacer las cosas bien, ¿porqué yo las hago tan mal? Mi actividad es todo un espectáculo, quizás me hiciera famoso si cobrara entrada. No es para menos. Para escribir sujeto la mano derecha con la izquierda, y con mucho cuidado, como para que la tecla no se de cuenta, aprieto la letra. Si no acierto la borro, y si no puedo la dejo como ha quedado. Cualquier signo es para mí una complicación, en ocasiones insuperable, y no pocas veces tengo que pedir que aprieten una tecla para seguir escribiendo. Y el ratón ¿cómo se porta? Él bien, yo le tengo fobia. La misma técnica, la mano derecha sujeta con la izquierda. El puntero en la pantalla, tratando de acertar con el muñequito de un programa, con suerte abro otro, y vuelta a empezar.
Para que seguir con el relato si a poco que lo intentéis, lo podéis imaginar. He oído que hay programas de voz, pero no he querido probarlos porque tengo alguna dificultad hablando e iba a volver loco al programa. Vaya, soy una alegría y un buen partido.
Nunca mejor dicho, estoy partido.
Para escribir lo escrito, tengo que estar un poco cabreado, no sé porqué. No vale la pena. Si tengo dificultades es porque estoy vivo. ¡Es tan humano quejarse!

domingo, 13 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD CON BOMBAS

Las noches eran interminables haciendo guardias en las trincheras. Peleando con los mosquitos y el sueño. Los primeros te picaban y se te hinchaba la cara, y de lo segundo dependía tu seguridad y la de tus compañeros. Había noches tranquilas, pero otras éramos atacados por el enemigo. La guardia era desde la puesta del sol hasta la madrugada, en una zanga abierta en el suelo, con unos sacos de tierra delante, el fúsil entre las piernas y una manta por los hombros. Toda la noche con el oído atento y mirando estrellas. Era Navidad, las Navidades del 57, tuve como aliada la luna. Y digo tuve como aliada la luna, porque mientras me duró su luz yo me entretenía durante la guardia desenrollando un trocito de cinta de las bombas de mano y escribiendo en ellas con mi pluma estilográfica: ¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO¡ ¡FELIZ AÑO 1958¡ En casi todas las bombas había escrito el mensaje. Al final de la cinta estaba el seguro, una clavija, que cuando se quitaba la bomba explotaba. Pues bien, una noche se me calló una de las manos, no explotó, pero puedo hacer explotado. Cayo entre mis pies, y como no la veía bien, estuve toda la noche sin moverme y sudando de miedo. Cuando fue de día la vi con el seguro a punto de salir de su sitio. Me arriesgué a meter del todo la clavija antes de levantarla del suelo. Luego la cogí y enrollé la cinta. La deposité con mucho cuidado en el montón con las otras. Tenía un desagradable sabor de boca, y el sudor frío del miedo, seco en la frente. Fue mi segundo nacimiento, pues muy cerca estuve de volar al infierno con felicitación Navideña incluida.
No había más culpables que la guerra y la inconsciencia e irresponsabilidad de un soldado con 16 años-
Son anécdotas de guerra, de una guerra cualquiera. Son todas igual de malas.

sábado, 12 de diciembre de 2009

HOJAS CAIDAS

Desde la silla de ruedas.
Los árboles empiezan a desnudarse y sus doradas hojas alfombran la tierra. El ciclo de la naturaleza se cumple sin demora, y la vida vegetal pasa y se renueva en cada estación. . ¿Qué tiene el otoño para ponernos tan tristes? La luz, los colores y los sonidos obran la sugestión o, tal vez, son sensaciones de castigo, que nos obligan a detenernos ante de proseguir el camino. Una parada, un respiro, un adelante y un suspiro y las hojas caídas, quedaron atrás, en el camino.
La tierra se presta a ser alfombrada con las hojas del árbol caídas

viernes, 11 de diciembre de 2009

VISITA A GRANADA

Me gusta mucho viajar y ver cada día caras nuevas y sitios diferentes. Duermo en cualquier cama y como cualquier cosa. Me limita un poco mi escasos cocimientos de la historia del arte, aunque eso es común a muchos visitantes de museos y catedrales. Además estoy muy limitado por escalinatas, escaleras y cuestas, sin embargo, siempre hay amigos o parientes que dan un empujoncito al descapotable, y también los funcionarios colocan rampas de madera o me llevan por pasillos y corredores, acotados para el público. Y a pesar que hay sitios a los que no puedo acceder de ninguna manera, no me quejo, no puedo quejarme. En estos días he visitado Granada, entre otros lugares Sierra Nevada y la Alhambra. Esquiar, no he esquiado, pero he visto la nieve tan blanca como la ven los esquiadores. Y la Alhambra la he visto entera ¿Qué más puedo pedir? Se me resistieron otros muchos lugares, tal como la Cartuja, de la que al menos quedó la anécdota, el simpático recuerdo. Subieron mis compañeros los escalones y yo me quedé esperando en la puerta donde aparcan los autobuses. Llegó un autobús, a través de las ventanillas creí que eran chinos, pero después, según iban bajando, por el tamaño vi que eran japoneses. Según iban descendiendo del autobús formaban una cola muy ordenada. El primero me miró y buscó algo en los bolsillos, al cabo sacó unas monedas, acto que todos secundaron, y ya las tenían preparadas en las manos. Avanzó la cola y al llegar a mi altura, el primero extendió la mano para darme las monedas. Le dije que yo no era el cobrador, ni empleado de nada. Por la cara que puso comprendí que no había entendido una papa.
Agité los brazos en todas direcciones, derecha, izquierda, arriba y abajo. Entender, no me entendieron, pero hice un poco de gimnasia. Gracias que acudió el que parecía el jefe, con cara de español y pinta de saber japonés, y los puso en movimiento.
Respiré aliviado por quitarme de encima aquel mal entendido. No deseas que pasen las cosas, y sin embargo gusta recordarlas después.
Casi todos los viajes los hago en autobús, porque para mí es el medio de transporte más divertido. Con una pequeña ayuda subo y bajo bien, el descapotable dentro del maletero y a hacer kilómetros.

jueves, 10 de diciembre de 2009

DE REGRESO


Un abrazo a todos. De nuevo con vosotros, como si no hubiera pasado nada. Deseo que lo hayáis pasado bien.-
Yo he viajado un poco, hasta donde la economía lo ha permitido, porque con la pensión de jubilación tampoco se pueden hacer muchas filigranas, aunque los que nunca hemos tenido mucho dinero somos excelentes economistas. Las personas mayores no tenemos muchas necesidades, y con poquito nos apañamos. Y que dure la alegría. Lo tienen peor las personas que están en paro, con familia e hipotecas. ¡Qué injusta es la vida! Unos tanto y otros tan poco. ¡Ójala salgamos pronto de la crisis, y vuelvan las ilusiones! Quizás muchas personas hayan vivido algunos años con mucha alegría, por encima de sus posibilidades, endeudándose más de lo que podían, atizada las ilusiones por los bancos, que hoy los amenazan y los abandonan. Que sirva de lección para que en lo sucesivo no se fíen ¡Pero que dura e injusta lección! ¡Qué penosa situación la de muchas familias!.
Aunque no podemos mirar para otro lado, tenemos que seguir caminando con la ilusión que no pasa nada, y la esperanza en el futuro, que todo mejorará pronto.
Para animarnos queda la lotería, mimbre para tejer el cesto del Cuento de la Lechera.
¡Suerte!

viernes, 4 de diciembre de 2009

DÍA DE LA CONSTITUCIÓN EN DON BENITO

Migas y sardinas.

Acto en Plaza de España.
En diciembre de 1979 se celebró por primera vez el día de la Constitución en Don Benito, el lugar elegido fue la Plaza de San Juan, hoy Plaza de Extremadura. Se organizaron calderetas y sardinadas, participando todas las personas que lo desearon. Algunos años las mismas calderetas se celebraban al final de la calle Ancha, hoy Colegio Donoso Cortés. Por la mañana había pasacalles e izado de banderas, por el alcalde, en la Plaza de España,- esto se sigue haciendo en la misma forma y lugar. En los años 80 se colocó una placa conmemorativa de la Constitución en la puerta del Palacio Municipal.
Las fotos que publico corresponden a aquellas primeras celebraciones. Es mi aportación al recuerdo y mi homenaje a las personas que participaron en ellas.





JUSTIFICACIÓN.
Desde mañana, día 5, me tomo unos días de descanso. He de salir de viaje aprovechando el puente de la Inmaculada. Creo que para mediado de la próxima semana estaré de nuevo con vosotros. Hasta entonces, os deseo que lo paséis muy bien el fin de semana, el puente y todos los días. Un abrazo, mis queridos amigos.


jueves, 3 de diciembre de 2009

EL REGALO

Lo siento. Se me olvidó el título.
Hoy todos los días son de algo: día del santo, día del padre, día del coche, día de la moto, día del píe, día de la mano, día de la gallina, día del pájaro, día de cobro, día de regalos…, este último tenía prisa por salir, y se me coló. Pero ya que estamos, hablemos de él: del regalo. Parece que en estos tiempos los sentimientos se miden por los regalos. Un gran cariño o mucho amor, deben de ir envueltos en caros y fabulosos regalos. El cariño se demuestra regalando. Y el comercio animando y promocionando. Es lo suyo. Es el que, de verdad, tiene bastantes motivos para festejar un santo. Éramos pocos y parió la abuela. Lo digo por las Fiestas Navideñas, fiestas en las que todo el mundo se quiere tanto y se abrazan serenos y borrachos. Pues bien, antes teníamos nuestros tres Reyes Magos, que son los que tenían la exclusiva del regalo. Pero, desde hace unos años, tienen un serio competidor llamado Papá Noel. Con papeles o sin papeles, llegado por los aires o en patera. Empeñado en destronar a los Reyes, quiere implantar la república regalera ¿A quién adorar que sea más generoso? Antes la duda, y por no desaira a ninguno, abrazamos las costumbres de oriente y occidente. Así todos contentos. Alegría de colores y derroche de regalos. Las tiendas bullen de gente cargados de paquetes. Se vende todo, se compra todo, no importa si sirve o no sirve, total, después de Reyes se devuelve. Presentas el tiket y con suerte te devolverán el dinero que en un arrebato, de moda, gastaste. Se gasta por inercia. No es que estemos contentos, es que estamos todos locos.
Te regalo, me regalas. Te quiero, me quieres. Todo es cuestión de precio. ¿Quedo bien si me regalan y no regalo? ¿Es un acto voluntario u obligado por el que dirán? La cultura del regalo llevada a sus últimas consecuencias. Vives en esta sociedad? Pues, entonces camina y calla.
Y vosotros, Reyes Magos y Papá Noel, a seguir aprovechando la locura humana por la buena marcha del negocio. Seguro que llegareis a un acuerdo y, ni reinado ni república, democracia comercial ahora que tan en auge esta el regalo. Me gustan los regalos, y, a lo mejor, también me gusta Navidad. No lo sé, dudo si estoy cuerdo o loco.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

DUCHARSE CON CASCO

Cuando me senté delante del ordenador tenía claro sobre lo que iba a escribir. Pero ahora mismo se me ha borrado todo de la cabeza y no me acuerdo de nada. Así, ¿sobre que puedo escribir? Algo recordaré o tendré que ponerme a divagar. Y digo yo, lo que se olvida no es lo más importante, entonces seguro que es más interesante lo que contaré que lo que iba a contar. Por lo menos he quedado para contarlo. Porque ayer me dispuse a darme un baño en la bañera, claro. Todo fue bien hasta el momento de salir, pues resbalé y pegué con la cabeza, la tengo dura y no pasó nada. Hice un segundo intento, y arranqué los grifos a los que me había agarrado. Menos mal que había allí una lleve de paso, con lo que se evitó la inundación. Me acordé de un amigo que una vez tuvo un percance en la bañera, y desde entonces se ducha con un casco de motorista. Pensando en la imagen que ofrecería bajo la ducha desnudo y con el casco puesto, olvidé mi propio problema, que, aunque tuviera su importancia, no era tan cómico como el de mi amigo.
Mañana será otro día, hoy tengo la cabeza vacía. Pensaré lo de bañarme con casco, y tal vez, algún día sea obligatorio, quien sabe.

martes, 1 de diciembre de 2009

NIÑOS JUGANDO


Con sus escopetas de madera, los niños libran la gran batalla. Había héroes y villanos y hasta hermosas princesas. Eran las calles el dominio de los guerreros montando en imaginarios caballos. Persiguiendo y castigando a los malos, y premiando a los buenos. Con un capitán al mando y unos prisioneros encarcelados. Juegos de niños, ensayando batallas de mañana. Jugaban sus juegos, inventados por ellos, hoy juegan lo que otros han imaginado. Ya no corren, ya no sudan, se hacen niños tristes, inseguros solitarios. La necesidad aviva la imaginación, lo mucho la atrofia.
La foto corresponde a los tiempos que se veían niños jugando en la calle.

lunes, 30 de noviembre de 2009

QUE HAYA PAZ, AMIGO

Me produce pena ver con que desprecio desaprovechas el tiempo. Sí, ese que pasa una sola vez por tú vida, sin retorno, sin vuelta. Y tú dejas la resolución de tus problemas para un incierto mañana. Te sientas a ver pasar tú vida, pensando empezar a vivirla en la segunda vuelta. Iluso, si vives en pasado, y al pasado te enfrentas. Las oportunidades pasan apenas pestañeas. Ante este panorama, no entiendo como os estáis peleando a todas horas, como dejáis de trataros y hasta mudos os volvéis. Desperdiciáis la vida en tontas disputas, en interminables peleas, por un yo tengo razón, aquél tiene la culpa. Yo concedo el perdón, aquél debe pedirme disculpas. Él no me habla, yo no le hablo. Él no me llama, yo no le llamo. Y en esta eterna porfía se pasa el tiempo, como si el tiempo pasado fuera recuperable. Hay familias, amigos, vecinos, que se pasan los años sin dirigirse una palabra, se comportan con la misma indiferencia que unos desconocidos. Y hasta hay algunos que dicen que se quieren,-muertos-, digo yo. Ridículo comportamiento. Es más razonable hablar, dialogar e incluso pelearse, siempre que no llegue la sangre al río. Después todo es cuestión de tratar más o menos a las personas, según te agraden. No hay más vida que esta y es aquí donde tienes que resolver los problemas, no esperes resolverlos en el infierno, no es el lugar más adecuado y además se te hizo tarde.
No puedes hacerte una idea lo bien que se camina por el mundo ligero de resentimientos, de odios y de envidias. Ceder no es rehuir la pelea, es ser más razonable e inteligente. Y si hay que pelear, se pelea, pero terminada esta se tiende la mano con elegancia y se da por zanjada la cuestión. Y no dejes de hacer las paces hoy, no esperes a mañana. Tú orgullo no dirá ni pío si demuestras más sensatez que el otro.
Esta entrada va dedicada a un amigo con problemas.

domingo, 29 de noviembre de 2009

TORREMOLINOS



Hace un par de veranos estuve de vacaciones en Torremolinos. Una tarde, como había hecho otras veces, fui solo a bañarme a la piscina del hotel. Hacía allí me dirigí en mi silla de ruedas, yo digo descapotable ecológico, viste más. Siempre me había bañado acompañado. Alguna vez tendría que ir solo. Me acerqué al borde de la piscina, cogí impulso y me zambullí de cabeza en el agua. Apenas me había tirado sentí multitud de brazos y de manos que me agarraban por cualquier parte del cuerpo. En un visto y no visto me encontré tendido boca arriba fuera de la piscina. Una señora me apretaba el vientre, y un tipo viejo, feo y barrigón, luchaba por hacerme el boca a boca. Otros me sujetaban por las piernas o los brazos. Otros hacían círculo contemplando la escena. En tanto yo trataba de hacerme entender. Quería gritar que me encontraba bien, que no me ocurría nada, que todo había sido un mal entendido, que muchas gracias. Pero debido a la disartria que padezco no me podía hacer entender. Por mis gestos, y un poco casi chillando, el del boca a boca entendió algo y cesó en su empeño. Cuando terminó todo, ya más tranquilo, di las gracias como pude. No dije nada más, porque pensé que aquellas personas se sentían muy contentos de haberme”salvado”, y yo no podía defraudarlos diciendo que todo había sido un mal entendido, provocado, por mi parte, por un inconsciente acto de temeridad. En mi descargo he de decir que sé nadar, aunque ya apenas muevo las piernas, y lo único que consigo es mantenerme a flote en el agua. Prometo, en adelante, avisar antes de lanzarme a las piscinas. Y la persona que me haga el boca a boca me gustaría elegirla yo, porque no me gustan los espontáneos.

sábado, 28 de noviembre de 2009

HOMENAJE AL BURRO

Transporte de combustión animal. Lento, pero seguro para llegar. Paciente y fiel compañero del hombre. En cada pueblo debería haber un monumento al burro, con una placa donde se lea: EL HOMBRE A SU COMPAÑERO DE FATIGAS.

viernes, 27 de noviembre de 2009

EL BILLETE FALSO


Me contó el dueño de una pequeña tienda de ropa de niños, que un día le dieron un billete falso de 50 euros. Para un negocio tan pequeño era mucho dinero. Casi los beneficios de un día. Se llevó un disgusto, pero pensó que tal vez se lo podría dar a otra persona. No tuvo en cuenta que él no valía para eso. Sabiendo que era falso no era capaz de colarlo, por mucho empeño que pusiera. Por otra parte, colarlo, tendría que ser en un cambio, y para eso tendrían que darle un billete más grande. Tuvo algunas oportunidades, y en el último momento no se atrevió a darlo. El billete seguía en el fondo del cajón. Ya había perdido toda esperanza de deshacerse de él y recuperar su valor. Un día hizo una venta a una señora desconocida y con pinta de tener dinero, que le dio un billete de 100 euro para que cobrase 38. Es la ocasión, pensó. Y tomó el billete de sus males, algo nervioso, se lo doy con el resto del cambio. Cuando lo señora salió de la tienda respiró con alivio, pensando que había ganado 50 euros. Había sido un buen día.
Al día siguiente, contento por que había reunido el dinero para hacer un pago, fue temprano al banco. El cajero tomó el dinero, se dispuso a contarlo, se paró de pronto, apartó el único billete de 100 y le dijo: “Este billete es falso” El se puso colorado, y balbuceando dijo lo que se dice en estos casos: “Imposible. Me lo han dado en otro banco”
Terminó su relato admitiendo que por estafador había sido estafado. Y para evitar una nueva tentación hizo pedazo el billete en aquel mismo momento. El día había cambiado, no había sido bueno, no.

jueves, 26 de noviembre de 2009

EL SALUDO




Soy incapaz de coincidir en algún sitio con una persona y no saludarla diciendo algo: Buenos días, buenas tardes, hola, que tal, hace buen tiempo, hace mal tiempo…Algo que rompa el hielo entre dos seres humanos. Me crispa y me hace sentir molesto el silencio cuando estoy acompañado. Me parece una desconsideración y falta de respeto no intercambiar algunas palabras con otra persona. Por la calle, en el portal, en el ascensor…, voy repartiendo saludos, que no siempre son correspondidos. Pero yo insisto al día siguiente, y al otro, hasta conseguir arrancar un saludo de cortesía. Para mi es un triunfo, y los más reacios son, a partir de entonces, los primeros en desearme los “buenos días!
Padecemos un orgullo muy mal entendido, y decimos: “como a mi no me saluda yo no saludo” Alguno tendrá que ser el primero. Tal vez los dos quieren serlo, pero ninguno se atreve a dar el primer paso. En resumidas cuentas ¿quién es más burro el que saluda sin ser correspondido o el que niega el saludo?
Hace años pasaba yo todos los días por delante de una tienda y el dueño estaba en la puerta, yo pasaba y cuando llegaba a su altura lo saludaba con un “buenas tardes” Jamás, durante meses, contestó; un vecino que venía dándose cuenta me dijo: “Para que le dices nada si no te contesta” Y yo contesté: “ Todos los días saludo a un burro que hay ahí comiendo hierba y nunca he esperado que me conteste” Nos oyó el tendero, y se produjo el milagro, a partir de ese día era él quien se adelantaba para saludarme.
No sé por que dije aquello. Creo que me excedí. Pocas veces me doy por aludido ni siquiera molesto. Respondo de mi comportamiento, y no del comportamiento de los demás. Me gusta el trato con las personas y no desaprovecho ocasión de mantener una conversación o diálogo.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

REPORTERO GRÁFICO

He ejercido muchas actividades, conozco muchos oficios, me he ganado la vida como Dios me ha dado a entender, pero hay una profesión para la que he vivido y he ejercido con autentica pasión como profesional durante 30 años, es la de fotógrafo. He sido fotógrafo profesional, y reportero grafico de prensa algo más de 20 años. Me hice profesional en un acto de rebeldía y reto asimismo. El más difícil todavía, ¿por qué más difícil? Pues porque yo temblaba un poco y andaba como los borrachos, y si se tiene en cuenta que si no se esta uno quieto la foto puede salir movida, pues, vaya panorama. Pese al temblor nunca me salieron fotos movidas, todo ello, gracias al conocimiento de las cámaras, al dominio de la técnica y algunos trucos. Mis trabajos entraban, según crítica y clientes, dentro de los muy buenos. Es que yo, con mi enfermedad, estaba obligado a ser el mejor. No me podía permitir un fallo por pequeño que fuera. Las cámaras fotográficas siempre las he usado manuales, aquellas que las mediciones, muchas veces, las hacía a ojo de “buen cubero” Para amortigua el temblor, la velocidad de obturación alta, y para ello trabajaba con películas de alta sensibilidad, forzada, si era necesario, durante la toma, en el laboratorio o en ambos casos. El resultado final han sido cientos de miles de negativos, en la gran mayoría en blanco y negro, consecuencia de la realización de miles de trabajos fotográficos. Y aunque he hecho de todo, lo que más me gusta es el reportaje. Fotos con vida, fotos humanas, fotos de risas, fotos de llanto, fotos de miserias, fotos de grandezas, en fin, de cualquier manifestación humana que se pueda plasmar en una fotografía, y en las que no haya preparación, que todo sea improvisación, según se vayan desarrollando los acontecimientos. Congelar el instante para el recuerdo.

martes, 24 de noviembre de 2009

CIEN ENTRADAS

He conseguido llegar a la cifra mágica de 100 entradas en mi blog. La verdad, no sé como lo he conseguido. La sesera no siempre que se la exprime suelta algo de valor, y menos si uno va pensando en contar o no contar esto o aquello, porque no es conveniente. Hay cosas que es obligado silenciar para no hacer daño a otras personas, y otras por pura modestia, y hasta por el bochorno que se pasa al desnudarse en público. Sin embargo, no me cansaré de repetir que lo escrito, escrito esta, y que se ajusta con toda fidelidad a hechos de mi vida, tal y como yo los viví. Las entradas de opinión, son eso, nada más que mi forma de pensar. Las fotos, antiguas o modernas, buenas o malas, yo soy el único responsable de su calidad. Las cosas importantes parece ser que solamente las pueden decir las personas importantes, yo no lo soy y este blog no da más de sí. Sigo en la misma línea, sin nada importante que decir.
Dolores Rodríguez me inició en esta tarea. Un día que me encontraba sólo, con la moral en busca y captura, recibí un correo de Dolores hablándome de la creación de un blog. Serían sus palabras y mi estado de ánimo, que se encendió la lucecita que hizo que me pusiera mano a la obra en aquel mismo momento. Y aquí estoy. Gracias Dolores, amiga, por tú apoyo. Nunca podrás imaginar toda la ayuda que me has prestado, y deseo seguir contando con tu colaboración y, sobre todo, con tu amistad.
Permitirme que os agradezca y de las gracias a todos los que me seguís con vuestros comentarios, vuestra fidelidad y vuestra comprensión. Desearía saludaros a todos, uno por uno, pero para evitar discriminación u olvido, no lo hago. Y aunque no nos conozcamos, os considero a todos mis amigos. Desde el corazón, un abrazo.
Como empecé diciendo, esta entrada hace el número 100. ¡Como pasa el tiempo! He sido feliz escribiendo. Mi moral ha conseguido cierto equilibrio. Después de rebasar la línea mágica y contar con vuestra confianza, pues… YO SIGO!

lunes, 23 de noviembre de 2009

Se me olvidó poner la foto.
JARAS PARA EL HORNO DE PAN
Las fotos de hoy no dan testimonio de nada, no son de fiar con tanto retoque y efectos especiales. Bonitas, sí que son, porque hast...a el decorado de la vida es más vistoso. Sin embargo, la imagen que muestro, es más real, más dura, más humana. El esfuerzo del hombre, la bestia, la leña y el perro contemplando la escena. La foto no añade ni quita nada. Entonces el pan olía a leña del monte, a jaras y a sudor del leñador que acarreaba leña al horno a cambio de unas míseras monedas. La vida ha cambiado, aunque seamos casi igual de pobres, somos más elegantes.

JARAS PARA EL HORNO DE PAN

Las fotos de hoy no dan testimonio de nada, no son de fiar con tanto retoque y efectos especiales. Bonitas, sí que son, porque hasta el decorado de la vida es más vistoso. Sin embargo, la imagen que muestro, es más real, más dura, más humana. El esfuerzo del hombre, la bestia, la leña y el perro contemplando la escena. La foto no añade ni quita nada. Entonces el pan olía a leña del monte, a jaras y a sudor del leñador que acarreaba leña al horno a cambio de unas míseras monedas. La vida ha cambiado, aunque seamos casi igual de pobres, somos más elegantes.

domingo, 22 de noviembre de 2009

CIEGO EMPUJA SILLA DE RUEDAS



Ya sabéis que mi amigo y compañero de paseos, es ciego, y que yo voy en silla de rueda. El pone la fuerza y yo la vista, él empuja y yo dirijo, y así recorremos 7 u ocho kilómetros cada día. No hay nada que se nos resista. Por las calles, ya formamos parte del paisaje urbano, y eso que nuestros paseos son mañaneros. Conocemos cada rincón: bares, tiendas, escaparates, lugares de la administración, museos, bibliotecas y hasta los agujeros de algunas calles y cuanto tiempo llevan. Yo voy leyendo y comentando todo lo que veo y mi compañero archivándolo en su cabeza. Magnifico archivo y mejor memoria. Cuando necesito un dato, pues a él recurro. Algunas veces pasamos a ver una exposición, de cualquier cosa, le voy explicando lo que veo sin interpretarlo, la interpretación viene después con sus preguntas a mis comentarios. Cuando nos apetece tomamos café en un bar. El se prepara bien el café a pesar de su ceguera, a mi me tienen que mover la azúcar y ponérmelo en un vaso con una pajita. Hace muchos años que nos conocemos, pero pasear, llevamos 5 años, el tiempo que llevo en silla de ruedas. Solo a él le permito que me empuje, o con él o voy solo. Me gusta pasear yo y no que me paseen.
Nunca hemos tenido un problema. De ninguna clase, tal vez suerte o tal vez prudencia. Ni para mi amigo ni para mi la vida es tan terrible, somos felices a muestra manera. Quizás será que necesitamos poco, y la vida nos da mucho más de lo que pedimos.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Desde la silla de ruedas.

Otro obstáculo que rodear. Yo me pregunto: ¿ qué utilidad tienen esos bordillos tan alto? Son para que se vea mejor la acera o para fastidiar a los que vamos en silla de ruedas?

viernes, 20 de noviembre de 2009

MORAL BAJA





Tengo pocas bajadas de moral, pero las pocas que tengo son terribles. Lo veo todo más negro que negro. Me siento totalmente perdido, incapaz de seguir tirando de la vida, impotente para resolver problemas, vencido y derrotado, y preguntándome si vale la pena seguir luchando o si, por contrario, es mejor tirar la toalla de una vez. Por fortuna, el abatimiento me dura poco, porque siempre encuentro muchas y poderosas razones para superar la crisis. Mi mente esta entrenada para superar el dolor del cuerpo, o al menos mitigarlo, no obstante, los males del espíritu se resisten, pero la razón, la lógica y el afán de lucha se acaban imponiendo. Tengo una vida, la que tengo, sólo viviré una vez, el momento que estoy viviendo, y tengo la obligación y el deber de cuidar, proteger y alargar la vida que tengo, aunque sea a costa del sufrimiento…¿ Y cuando el sufrimiento este por encima de la vida? No lo sé, de verdad, no lo sé. Ahora, en este momento, creo que cargaré con ella hasta el final. La vida, aún viviéndola con dificultad, tiene muchas penas, también, muchas pequeñas satisfacciones, que nos hacen tan felices. Debemos de esforzarnos en aprender a alargar en el tiempo esos instantes de felicidad, e ir archivando entre nuestros recuerdos las cosas buenas, las que un momento, un día, nos hicieron dichosos. Las penas llegarán, que duda cabe, pero las combatiremos mejor enfrentándoles buenos recuerdos. Y aprovechemos las oportunidades que nos van saliendo al paso, razonándolas un poco el riesgo es menor. Riesgo hay que correr, porque la vida es estar siempre en peligro.
Cuando estoy desanimado repaso mi vida, y mi desánimo es mayor, sólo veo frustraciones y fracasos, fracasaron proyectos, quedaron en nada montones de sueños, quise ser lo que no soy, y hasta me pregunto:¿ha merecido la pena vivir? Pues claro que si, me respondo cuando estoy más tranquilo.

jueves, 19 de noviembre de 2009

EL ARTE DE LA COCINA

Me gusta saber lo que como, no me gustan los experimentos culinarios. Hay que reconocer que en la cocina se hacen comidas muy raras, y para ponerle la guinda al pastel, se bautizan con nombres más raros todavía. El arte de combinar sabores, parece que no tiene límites ¡Y la presentación! ¿Qué me dicen? No sabe uno sí comerse la obra de arte o ponerle un marco. Yo, muchas veces me pregunto: ¿comerán los cocineros de sus experimentos? Los alimentos no tienen el sabor propio de su naturaleza, tienen sabores para ángeles, sabores desconocidos para humanos acostumbrados a filetes con patatas, a huevos fritos y pescado con sabor a pescado. Cuando tengo apetito, me gusta comer y no admirar obras de arte. Claro, ¿qué se puede esperar de un tipo como yo, que tengo el paladar atrofiado por el hambre. Las exquisiteces para paladares especiales, experimentados, refinados y con la sabiduría en la boca. Yo a la comida casera.
Mi admiración y respeto a los artistas cocineros y a sus seguidores. Perdón por tener gustos raros.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

MAESTRO NACIONAL





Era representante de embutidos, de chorizos, y era Maestro Nacional, mi primer maestro. Llegaba todas las mañanas en una moto, la primera que se vio en el pueblo, aparte de las que pasaban por la carretera con militares, uno conduciendo y el otro, en el sidecar. Pero la moto del maestro era mejor. Algún niño decía que era más robusta y más potente. Nos sentíamos muy orgullosos, como si tuviésemos alguna pequeña participación en ella. Nos sentíamos responsableas de su seguridad. El maestro, que se daba cuenta de nuestra admiración, nos permitía limpiarla, y, alguna vez, nos contaba cosas de ella. Pero cada día decía que lo primero era lo primero. Nos formaba en filas, el se ponía frente a nosotros, y con el brazo extendido, cantábamos el “cara el sol”, después de haber razado, y ya estábamos listos para recibir en nuestras latas los polvos, que con un poco de agua habían de convertirse en leche. También, nos daba, algún día queso, y tampoco faltaba un trocito de chorizo, esto el día que nos mandaba a repartir paquetes de embutidos. Los niños de otras clases se morían de envidia cuando nos veían con la boca llena de chorizo, que nos habíamos untado para hacerlos rabiar. El maestro se portaba muy bien con nosotros, pero se notaba que el hambre era un problema de todos. Entonces se decía que tienes más hambre que un maestro de escuela.
Muchos días nos esperaba a la salida de la escuela Milonso, que estaba empeñado en aprender a leer y a escribir, sin ir a la escuela. Nos pegaba y nos obligaba a enseñarle. Tenía 9 ó 10 años, y se lo habían dejado olvidado en el pueblo un día que pasaron sus padres con muchos niños y mucha hambre. Seguro que no lo echaron de menos, porque jamás volvieron a por él. Vivía de pequeños hurtos y de lo que le daba la gente. ¿Aprendió a leer y escribir? Pues, no sé como, pero aprendió.
Recuerdos de niños contados por un viejo.

martes, 17 de noviembre de 2009

VALIENTE DE PACOTILLA



Silbaban las balas por encima de la cabeza, y la noche se iluminaba con la explosión de las granadas. La calma de la noche era rota por el estruendo de las bombas. Debajo de la lona de una tienda de campaña, sentados en unos tablones y con los pies en el barro y el agua, 8 soldados aguantaban el ataque enemigo y el agua que caía del cielo. Las armas entre las piernas, esperando órdenes del oficial que mandaba. Consciente del peligro que suponía permanecer en aquel sitio, ordenó la retirada. Los soldados iban saliendo de la tienda, arrastrándose por el barro de uno en uno. Ya habían salidos todos, menos yo, que era el último. Cuando, de pronto, se iluminó la oscuridad, al tiempo que una terrorífica explosión hizo temblar el monte. Los restos de un árbol cayeron sobre la tienda, y yo quedé atrapado debajo de las lonas. Allí pasé la noche, tendido entre agua y barro y la tienda de campaña encima. Fue una noche muy larga. Intenté salir de aquel agujero. Opté por quedarme quieto y en silencio, bueno, con el castañeo de dientes producido por el frío y el miedo. No cesó en toda la noche el ataque, ni tampoco la lluvia. A medidas que iba amaneciendo empezaba la calma, hasta el aguacero había dado un respiro. Esperé, mirando por un agujero de la lona. Temía ver moros enemigos. No me atrevía ni a respirar, aunque imposible controlar el ruido de los dientes. Esperé abrazado a mí fúsil. Mi cuerpo se puso rígido al percibir un ruido, y un momento después oí hablar español. Eran voces conocidas. No había duda, eran de los míos.
Algún oficial dijo que yo era un valiente porque no abandoné mi puesto, otros me felicitaron y los compañeros me admiraron por el acto.
Así se hacen muchos héroes en las guerras. Yo no fui un valiente, pues no corrí porque no pude. Valiente a la fuerza. Qué remedio.
Esto ocurrió en Sidi Ifni, en diciembre de 1957.-

lunes, 16 de noviembre de 2009

VIAJAR EN TREN


ESTO LO ESCRIBÍ HACE MUCHO TIEMPO. HOY ES UN PROYECTO FRACASADO, UNO DE TANTOS.

Años atrás tenía el proyecto de recorrer toda España en tren. Por diferentes motivos la idea se fue posponiendo hasta que el proyecto quedó suspendido definitivamente, debido a los avances de mi enfermedad. Sin embargo, para mi la suspensión es solamente temporal, aunque mi salud esta cada día más deteriorada. La idea es viajar siempre en tren fotografiando desde el mismo todo el país. El hecho de que me encuentre en silla de ruedas es irrelevante, y que tenga algo más de 60 años, también. Lo importante es que me tiene que acompañar una persona con unas cualidades muy especiales, en cuanto a resistencia y adaptación a todas clases de circunstancias, de esas que, pase lo que pase, jamás se quejará, viendo siempre el lado bueno de las cosas. Me da igual que sea hombre o mujer, sólo quiero un compañero, amigo y ayudante. Yo soy persona con pocas complicaciones, nada exigente, y mi minusvalía no me impide hacer casi todas las cosas esenciales de la vida diaria. Parece muy complicado, o una locura, pero, de verdad, no lo es.
Hay que estudiar bien todos los detalles del recorrido. Tipos de trenes, horarios salidas, llegadas. No se de debe dejar nada a la improvisación. La idea es vivir en los trenes todo el tiempo que dure el proyecto, bajando sólo para hacer el cambio de tren. Comer y dormir, en el tren, quedando pendiente, el baño o la ducha.
Por último, la parte económica. Habría que buscar algún patrocinador, para parte o para la totalidad. Me gustaría correr con todos los gastos, así no estaría sujeto a condiciones, pero soy pensionista y con una familia.
A grandes rasgos, este es mi proyecto hoy, para realizar antes de dos años, después, ya por razones obvias, habría que cancelar definitivamente, quedando archivado en el mundo de los sueños.
¿Porqué deseo que se realice el proyecto? Porque quiero plasmar en fotos todo lo que otros no ven, no vieron. Llevarme restos de paisajes, costumbres y vidas de otros tiempos, enfrentar el romanticismo y la nostalgia al progreso y las prisas. Los trenes, ¡si los trenes hablarán! Contarían multitud de fabulosas historias de amor, de dolor, de intrigas, de miserias y de muerte. Quisiera ver rincones que sólo un tren ve, paisajes en movimiento, desfiles de palos de la luz, gente que se despiden con abrazos, que van y vienen por los andenes, equipajes, maletas, movimiento. Y quisiera poder demostrar que querer es poder, solamente hay que dar el primer paso, primero uno, otro y otro, hasta llegar al final ¿Pero todavía existen los trenes de mis sueños?
Deseos, nada más que deseos. Proyectos para la otra vida.

domingo, 15 de noviembre de 2009

EL PERRO Y EL KIOSCO

Y al fin un día me fijé y me llamó la atención. No sé como no me dí cuenta antes. Sin embargo, a partir de ese día, no puede dejar de observar el comportamiento de aquel simpático perro blanco. Era puntual en el horario, pasando todos los días por delante de un kiosco de prensa que había en la acera de una calle. Y se paraba delante del kiosco, levantaba las manos, sosteniéndose sobre las patas traseras, y lanzaba tres o cuatros ladridos, y los repetías,, hasta que el kiosquero se fijaba en él, lo miraba y le decía, generalmente, “hola perrito”, momento en que este reanudaba la carrera la calle abajo, moviendo la cola y sus patas cortas por entre la gente. Parecía una bola blanca rodando por la calle. Lo estuve viendo muchos días, haciendo lo mismo. Curioso le pregunté al dueño del kiosco el porque del comportamiento de aquel perro, y me contó que todos los día hacía lo mismo desde que su dueño se puso enfermo. Antes, acudía el hombre, ya mayor, cada mañana a comprar el periódico con el perro lanudo y blanco como una bola de nieve. Así, hombre y perro, venían haciendo lo mismo.
Extraño y enternecedor comportamiento el del animal. Como si quisiera comunicar, a quién suponía amigo, la evolución de la enfermedad de su dueño. Cumplía el encargo y volvía a su lado. Esta claro que el perro no pensaba, pero, ¿se le podían negar los sentimientos?
Y lo sigo viendo, y ya no puedo evitar saludarlo con un “hola perrito”. Se ha ganado me respeto.

sábado, 14 de noviembre de 2009

DORMIR MUCHO

Si me parece que he dormido mucho tengo remordimientos de conciencia He malgastado tiempo y para mi forma de pensar eso es una falta grave. No puedo evitarlo, para mi no hay nada más valioso que el tiempo, pero tiempo despierto, el dormido no vale nada. Casi todo el mundo habla del sueño. Que necesitan dormir, que están cansados, que tienen sueño. Eso esta bien, el cuerpo hay que cuidarlo dándole lo que necesita para mantenerlo en buena forma, y ni un poquito más, porque sería mal acostumbrarlo. Lo más cómodo es dormir en todo momento. Las personas que duermen mucho dan la impresión que tienen pocas aspiraciones, que trabajan porque no hay más remedio, pero que su principal afición es dormir, y no hacen nada por deporte. El castigo no es el trabajo, el castigo es mantenerse fuera de la cama. La siesta es una costumbre muy vieja en numerosas zonas de país. Donde no lo era, ya lo es, y hasta hay empresas que se han interesado por el tema y puede que se la impongan a sus trabajadores con carácter obligatorio. Dicen rinden más. No sé que efecto tiene sobre el organismo, sobre el cuerpo, qué duda cabe, bueno, y mientras más larga mejor. Nunca me he acostado a dormir una siesta, sin embargo, reconozco que después de comer me quedo dormido 5 ó 10 minutos sentado en la silla, y despierto como si hubiera dormido 7 horas seguidas. Otra cosa que no entiendo bien, es porqué tantas personas despiertan de tan mal humor, no todas tienen normalmente un carácter complicado, pero al despertar son irreconocibles.
Me gusta madrugar. El día parece más bonito y la vida más alegre, como si todo fuese nuevo, a estrenar. En cambio, si te levantas tarde, tienes la sensación que el día esta un poco usado. Ya no tiene el brillo ni la frescura de lo nuevo. Ya tendrás que conformarte con lo que otros han dejado.

viernes, 13 de noviembre de 2009

CUANDO EL SOL TOCA EL HORIIZONTE


Desde mi silla de ruedas.

CUANDO EL SOL TOCA EL HORIZONTE.
Arde la tierra, arde el cielo. Es como el rubor de un beso. El fuego de la pasión, el sonrojo del deseo. Roja tierra, rojo cielo.

jueves, 12 de noviembre de 2009

LOTERÍA DE NAVIDAD

Le preguntas a la fortuna: ¿qué número va ha salir en la lotería de Navidad? Y esperas una respuesta que nunca llega. La fortuna sonríe enigmática, como si ni quiera ella fuera poseedora del secreto. Pero tú no te das por vencido. La cortejas con ilusión fiando en los números comprados, en el capital invertido. Sigues atento a cualquier susurro, a cualquier indicio que te ponga en el buen camino. Ahora piensas en la suerte como algo más cercano, con ella empiezas a soñar y a hacer planes para el día siguiente.
Imposible que no te toque. Piensas en probabilidades. Muchos números, muchas probabilidades. Y cuentas con impaciencia los días que faltan para el sorteo, que se hacen eterno. Se alargan las ilusiones, y se amontonan los proyectos.
Al fin llega el sorteo. Los niños de San Idelfonso no descansan de su letanía de números y cantidades de dinero. Tú a cada premio importante miras tus décimos, al principio tranquilo, y nervioso a medidas que avanza el sorteo, hasta que se terminan las bolas, y tus esperanzas empequeñecidas. Te sientes desanimado, pero no vencido. Todavía tienes que ver las pedreas y los reintegros, y si no ha tocado nada, pues a esperar el sorteo del Niño.
Los que nada poseen tienen el derecho a ser ricos, y la obligación de seguir siendo pobres.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

CONSUMO DE ALCOHOL


El consumo de alcohol, como cualquier otra droga, si no se controla adecuadamente se convierte en un problema grave para la sociedad, la familia y uno mismo. Pero el problema no se arregla criticando y afeando la conducta del bebedor. Es ahí cuando empieza lo malo. Se da cuenta que para relacionarse y competir en algunos campos de la vida, necesita del alcohol, y comienza a beber a escondida. Hasta que llega un momento que sin la ayuda de la bebida es incapaz de enfrentarse a la lucha de cada día. Se lo beberá todo, de las bebidas normales pasará a beber las peores, las más baratas y con mayor concentración de alcohol. No importa ni la calidad ni el sabor, lo que importa es el efecto que hace. El efecto que hace. Se ha convertido en medicina, en un jarabe con un sabor muy desagradable, eso piensan con la primera copa o el primer vaso de vino de la mañana. Unos ya salen bebidos de casa y otros, salen temprano a buscar el bar amigo, donde un camarero, gran conocedor de las debilidades humanas, le sirve su dosis de medicina.
Los hay que tienen botellas de alcohol escondidas en los sitios más insospechados, y que compran donde creen que pueden pasar más desapercibidos. No faltan los camareros cómplices que sirven vino en vaso de te o en botella de cerveza. Aguzan el ingenio, porque tiene que ser horrible cuando necesitan la medicina y no saben como conseguirla. Todos hemos oído de casos que se han bebidos frascos de colonia.
Para un bebedor la falta de alcohol tiene que ser terrible, y es impresionante como cambia una persona, de una personalidad pasa a la contraria, y como van dejando de relacionarse mucho, a estar solos.
La solución al problema esta en ellos. Tienen que aprender a aceptarse como son, sin alcohol, con las diferencias y limitaciones de un ser humano. Cada cual es como es, y listo. Si no estas capacitado para ir en una dirección, pues, ve en otra, pero no te apoyes en falsas ayudas, como el alcohol, porque duran poco y, al final, con pésimos resultados. Y si un día tienes que tomar una copa, que sea por placer y nunca por necesidad. Y la sociedad que siga buscando formas de combatir el alcoholismo. No se puede pedir que sean más tolerantes con ellos. Sin embargo, los conocedores del problema y los arrepentidos deben de ser algo pacientes, y si tienen la condición de enfermos, que los traten como a tales, sin menoscabo de su dignidad. Quienes fueron alcohólicos saben el terrible drama que padece el bebedor.

martes, 10 de noviembre de 2009

DERECHOS DE IMAGEN

UN RUEGO A LOS QUE ENTIENDAN DE ESTE TEMA.
Gracias.

“Deseo saber que derechos tienen las personas que aparecen en fotos hechas hace algo más de 30 años. En algunas aparecen niños y personas ya fallecidas. El motivo es que quiero utilizarlas en exposiciones y publicaciones. No serán objetos de venta en ningún caso”

lunes, 9 de noviembre de 2009

LA SEÑORA DOLORES



No se me olvidará mientras viva aquella señora que cada mañana me esperaba enfrente de la pensión con un vaso de leche en una mano y unas galletas en la otra, era el desayuno que cada mañana me traía la señora Dolores de su casa, y que yo tomaba de pie en la acera, en la calle. Entonces no podía evitar emocionarme y hoy que lo recuerdo me emociono mucho más. Oigo aquellos “Buenos días” dicho con suavidad, en la calidez de la mañana, acompañando sus palabras con la más acogedora y amigable de las sonrisas. Y así durante muchas mañanas, hasta que mi situación económica mejoró un poco y me pude pagar el desayuno. Señora Dolores, gracias, doy gracias al cielo por haberla conocido, doy gracias por haberme enseñado el valor del amor y la solidaridad.
Hablo de principio de los años 60, cuando la gente emigraban a cualquier parte para pagar los alimentos que le fiaba la tiendecita de la esquina, porque eran deudas de honor, eran las deudas del hambre y la necesidad. Cuando los trabajadores hacían muchos kilómetros en bicicletas para trabajar con pico y pala de sol a sol. Cuando las mujeres cosían, bordaban, administraban la mísera economía con maestría, y en sus carnet de identidad podía leerse eso de “sus labores” Cuando los hombres bebían vino en las tabernas y compartían una botella con un sólo vaso, y los niños jugaban alegres en las calles. La gente compartía. A la palabra SOLIDARIDAD, no había que hacerle ninguna campaña de publicidad, no había que convertirla en un espectáculo, era lo que era, valía lo que valía, pero, eso sí, por si sola. Lástima que hubiera tanta miseria y tan poca libertad.
Yo era emigrante en mi propia tierra.

domingo, 8 de noviembre de 2009

DAME LUMBRE, COMPAÑERO



“Dame lumbre, compañero” Parecen las palabras que se oyen en la imagen. La voz ronca del campesino vestido de guapo, la voz de la tierra, la dureza, la fatiga y el trabajo. Música para una escena de taberna. En tanto, la botella de vino, más bien peleón, vigilada por su vaso, como fiel escudero, contempla desde una esquina, mirando por encima del hombro, el afán del hombre porque el cigarro eche humo.
Este momento existió, da fe la fotografía como notario del tiempo y vigilante de los recuerdos. La magia de las fotos.
No puedo evitar la nostalgia resucitando otros tiempos.

sábado, 7 de noviembre de 2009


Desde la silla de ruedas.


PUERTAS ESTRECHAS PARA SILLA DE RUEDAS.
La foto corresponde a la puerta de los servicios de una Parada de Autobuses.

viernes, 6 de noviembre de 2009

DESPRECIO POR LA VIDA

Es preocupante, muy preocupante la perdida de valor de la vida humana. Hoy se mata con el más absoluto desprecio. Y ni leyes, ni barreras morales o éticas son suficientes para detener la escalada. Desde la cosa más nimia a la más importante puede ser motivo de muerte. Es tal el desprecio a la vida que da pánico ver como hay persona que su eliminación la ven como cosa normal. Qué nos pasa? Estamos locos? Terrorismo, atracos, ajustes de cuentas, narcotráfico, violencia de género, violaciones, riñas; bronca familiares, de discotecas, callejeras, de tráfico…No hay actividad segura, no hay familia o persona que no corra peligro. Por un euro te pueden matar, y también por nada. Por negro o por blanco, por mujer joven o vieja, por unas ideas o por otras ideas, por robarte y defender la tuyo. Por salir a la calle, por quedarte en casa, por defenderte, por no hacerlo. Por ningún motivo, porque para el asesinato nunca lo hay. Estamos infestados con algún raro virus que contagia violencia. Un virus que esta en todas partes. Se discuten soluciones, se endurecen castigos, se amenaza con multiplicar las penas. La sociedad se defiende como puede, pero parece que el mal esta en ella, y de que manera se puede defender de si misma?
Saldrá alguien diciendo que violencia y asesinatos siempre los ha habido. Sí, pero a mí me importa mi tiempo. Pienso y siento en el tiempo que vivo. Leo la historia, oigo la historia, sin embargo, la siento cuando la vivo. Y veo la actualidad, y siento congoja ante tanto desprecio a la vida.
Las televisiones nos enseñan una y mil veces las escenas, la sangre y el horror, como si quisieran familiarizarnos, endurecernos y prepararnos para el siguiente asesinato. Si, cierto, las noticias buena no son noticias. Pero lo malo de todo esto es convertir la noticia en espectáculo .Qué espacio de tiempo ocupa la noticia, y cuanto el morbo del espectáculo? Si a la noticia, no al espectáculo.

jueves, 5 de noviembre de 2009

SALUD RECUPERADA

Como si nada hubiera pasado, aquí me encuentro de nuevo.
Esta vez la razón no ha sido por vacaciones, ojalá! Ha sido un descanso por algo que no podemos controlar, aunque pongamos todo el empeño del mundo. La enfermedad se presenta en cualquier momento, de cualquier manera, y siempre con muy malas intenciones. También en esta ocasión he salido victorioso. Dudas no han faltado. Al final todo ha quedado en unas cuantas pastillas y alguna anécdota de humor negro. Intento no tener pensamientos fúnebres cuando estoy en una consulta, pero no lo consigo. Ahora, cuando me dirigía a la puerta, después de terminar el reconocimiento, me dijo el médico: “Que te mejores” Y yo pensé en al acto: “Mal asunto. Parece que el médico se fía más de la suerte y los milagros que de lo que me ha recetado” Como nos pasa casi siempre, se equivocó el enfermo.
Admiro a las personas que ejercen la medicina, sin embargo, es una ciencia que nunca ha estado entre mis temas preferidos. Jamás he leído el prospecto de una medicina, fío en el profesional con los ojos cerrados. Hasta ahora me ha ido muy bien. Debería saber algo, por el tiempo que he pasado en hospitales, pero se ve que soy muy bruto, y no he aprendido nada.
Hay enfermos, parientes y allegados, que aún con poca formación, hacen uso de un extenso vocabulario de términos médicos, y no digamos farmacéuticos. Son unos genios. Me explicaba una señora la operación de bazo que le hicieron: Cuanto realismo! Que cantidad de matices! Que narración tan detallada! Tal parecía que la intervención quirúrgica se la había practicado ella misma. Asombro! Genial! Como dicen los niños de las películas americanas.

jueves, 29 de octubre de 2009

SUSPENSIÓN

Por motivos de salud me veo obligado a suspender el blog. Confio que sólamenre seran unos días. Gracias, Un abrazo.

miércoles, 28 de octubre de 2009

LA TRANSICIÓN


Todo el mundo hablaba de política, todos se sentían ganadores de algo. Unos con resentimiento y palabras de venganza, otros con rabia por lo que suponían su derrota. Pero unos y otros se pusieron a trabajar con entusiasmo por el triunfo de sus ideas y la consecución de sus reivindicaciones Y como si de una carrera de obstáculos se tratara, todos corrieron para llegar los primeros a la meta. Se organizaban infinidad de actos públicos, de mítines y manifestaciones, donde vendía su mercancía. Estos con el entrenamiento de 40 años, aquellos con las recién estrenadas consignas. El cambio iba ganando al continuismo y a la represión. Y comenzó a verse y vivirse días de libertad. La gente se puso su ropa de fiesta y con entusiasmo y alegría acudieron a los Colegios Electorales para depositar en las urnas su voto de esperanza. El corazón te latía de emoción contemplando a algún anciano retorciendo entre las manos la gorra y mirando con miedo a todos lados, se acercaba con paso inseguro a la mesa electoral extendiendo la mano con la papeleta de sus sueños. Y así se iban llenando las urnas con las papeletas de personas ilusionadas y sin distinción de edad, sexo o clase social. Triunfo la Democracia. Todos fuimos vencedores, y un solo derrotado: la Dictadura.
Me gustaban aquellas manifestaciones multitudinarias, con miles de cabezas asomando entre ciento y cientos de coloridas banderas. Los gritos reivindicativos, las canciones con letras equivocadas o poco conocidas. El desfile de los manifestantes cargados con sus banderas o pancartas con consignas políticas y reivindicativas. Y la policía municipal y fuerzas de orden público vigilando a distancia que se cumpliera el itinerario.
Las fachadas se llenaban de pintadas y carteles alusivos a las excelencias de un partido político, ofreciendo más y dando menos que su contrincante. No había muchos enfrentamientos, sin embargo, no faltaban los exaltados, los fanáticos o los revienta actos políticos.
La mayoría de los asistentes a un mitin, ya iban convencidos, y no importaba mucho lo que dijera el político que estaba interviniendo. Solamente tenían que aplaudir o cantar.
En tanto, yo viví el cambio detrás del objetivo de mi cámara, por donde pasaron desde los Reyes, al Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, Ministros de Sanidad, Defensa, Energía, etc., Ignacio Gallego, Pablo Castellano, Yánez, Curiel, Gerardo Iglesias, Manuel Fraga, Pilar Primo de Rivera, Raimundo Fernández-Cuesta, Blas Piñar, Tamames, Alberti...y cientos de nombres que podría añadir a la lista hasta hacerla interminable. Siempre procuré no implicarme en nada, ver los acontecimientos desde la distancia, y de esa manera podía ser neutral. En definitiva, es el objetivo de mi cámara la que siguió la transición, y es ella la que contaría muchas cosas, si hablara, claro.
Mis pensamientos, mis ideas y mis deseos los depositaba en la urna cada vez que votaba.

martes, 27 de octubre de 2009

CINES

Hoy me vienen a la memoria los cines, ya casi desaparecidos. Esos santuarios de sueños, donde la imaginación cabalgaba a lomo de las imágenes cinematográficas. Lugar para promesas y caricias de enamorados y para mezclar alientos con besos, para el descanso, y darle una tregua a las preocupaciones, para ser héroes por unos instantes. ¡Lástima que sean poco más que un recuerdo! No han podido con nuestra pérdida de imaginación y romanticismo. Los sueños hoy son digitales, fabricados por las llamadas nuevas tecnologías, paridas por el progreso. Los cines eran casi humanos, guardaban muchas historias, vividas en la pantalla, vistas en los asientos. Hemos reído y llorado, nos hemos alegrado y hemos sufrido. Hemos peleados con indios, con pistoleros y soldados. Hemos cantado coplas, bailado pasodobles y tangos. Y gracias al cine, conocimos otros mundos, con los personajes de ficción que, para nosotros, se habían creado.
Adiós pantalla, adiós acomodador, adiós portero, adiós taquillera, adiós butacas, adiós proyector, adiós maquinista…, adiós, C I N E.

lunes, 26 de octubre de 2009

UN AMIGO CON ALZHEIMER


Mi amigo Daniel tiene Alzheimer. Enfermedad terrible donde las haya. Con la muerte de neuronas el cerebro se va quedando en blanco, hasta que llega un momento que se borra toda información, quedando el enfermo inutilizado hasta en los menesteres más elementales, en las cosas más básicas del día a día. Mi amigo esta en fase muy avanzada, sin embargo, algunas veces recuerda algo en forma de flash, como una ráfaga, entra algo de luz en su mente, apagándose con la misma rapidez que se produce, apenas puede atrapar el recuerdo. Si observamos al enfermo, no podemos menos de preguntarnos: ¿cómo es posible que haya olvidado con tanta facilidad las cosas que ha hecho durante toda su vida? A los no entendidos, por no conocer los mecanismos de la enfermedad, nos impresiona, sobre todo, aquello que más se ve y se adivina, su soledad. La más negra, triste y sola soledad. No tienen vivencias ni recuerdos, ni hoy ni mañana, y su sombra es la soledad. No puedo evitar estremecerme angustiado cuando veo como se deja conducir, dócil como un niño pequeño, como fía su bienestar y seguridad a las personas que cuidan y acompañan su cuerpo, aunque su alma sigue en soledad. Mi amigo reacciona un poquito a las caricias y a los mimos, se le nota en los ojos vacíos, en la sonrisa marchita, que se esfuerza por recordar. En algún instante parece que mantiene una lucha terrible por conseguir un trocito de recuerdo, pero no, no lo consigue y se apaga más. Intenta contestar preguntas, darle al vocabulario normalidad, pero se encuentra perdido, sin archivos, sin referencias, para continuar. Triste, muy triste vivir sin recuerdos, vivir sin saber nuestro nombre ni el de los demás. Ignorando el placer de los sentidos, en el caos del pensamiento y la anarquía de la oscuridad.
Daniel, mi amigo, me aprieta la mano con fuerza como si quisiera abrir una puerta para que entre luz, y yo se la aprieto con el deseo de disipar su oscuridad. Yo digo algo, él sonríe, nos miramos, yo veo a mi amigo y él, ¿qué verá?

domingo, 25 de octubre de 2009

SOÑANDO CON CALLES SIN BARRERAS


No, no soy yo. Pero ya me interesaba por los problemas de las personas que iban en sillas de ruedas, como si presintiera que un día me tocaría a mí ser el protagonista. Todo el mundo es candidato a formar parte de la escena. Es tan frágil nuestro cuerpo. Se puede romper con tanta facilidad. La ayuda que prestemos, es como si lo hiciésemos por nosotros mismos.
Entonces yo era el fotógrafo. Ya luchaba por que las ciudades fuesen más agradables para todos. Han mejorado, pero queda mucho por hacer.

sábado, 24 de octubre de 2009

CON CORBATA Y SIN CAMISA

La anécdota que voy a contar en estos tiempos pasaría casi desapercibida, porque hoy no existe el sentido del ridículo que había entonces. Cada cual viste como quiere y como puede, y no hay nada que pueda sorprendernos, pero hace cerca de 40 años el comportamiento y maneras eran muy tenido en cuenta.
Compartiendo espacio con el cura, el monaguillo y los novios en el altar mayor de una iglesia, me encontraba yo como fotógrafo contratado para hacer el reportaje de boda. Al principio todo iba bien, hasta que observé como los invitados de los primeros bancos me miraban y reían como locos, les siguieron otros invitados, al final reían todos. Yo me miraba con disimulo, me palpaba por todo el cuerpo, revisaba las cámaras fotográficas y el flash, no encontraba nada fuera de lo normal. En algún momento me miraron los novios y comenzaron a reír, y el cura, y el monaguillo. Aquella boda se convirtió en un cachondeo. Y yo me tocaba con desesperación el cuerpo, la cara, la boca, la nariz, las orejas, la cabeza, todo bien, me encontraba más bonito que un San Luis. Qué es lo que pasaba? Cuál era el motivo de la risa? Parecía que no había duda, la razón estaba en mí. La boda no se suspendió, continuó en medio de aquel jolgorio. El cura con sus bendiciones, yo haciendo fotos.
Se me empañó un poco la lente de la cámara y, según era mi costumbre, cogí la punta de la corbata para limpiarla, y fue entonces cuando me dí cuenta de la razón de tanto cachondeo. Yo vestía un traje impecable y una bonita corbata, pero, con las prisas, debajo del traje se me veía la barriga. Se me olvidó ponerme la camisa.

viernes, 23 de octubre de 2009

BOCA DE MUJER

Una de las cosas que más me fascina en una mujer, es la boca. El movimiento de los labios cuando habla, cuando ríe o cuando se enfada. Ejercen un extraño poder sobre mí, y como si estuviera hipnotizado y en trance, me es imposible apartar la vista de las líneas que dibujan el movimiento. No percibo sonidos, sueño. Con la forma de una sonrisa, con el calor del aliento. Y siento remordimientos, porque soy viejo para tener estos pensamientos. Ridículo para un viejo sentirse poeta, ridículo para un poeta sentirse viejo. Tiene sensibilidad la edad? Es que el arte es patrimonio de los jóvenes? Porqué una mirada cargada de años no puede ver unos bellos labios en una boca sugerente?
No temo que mi cuerpo envejezca, temo que envejezcan mis pensamientos.

jueves, 22 de octubre de 2009

COLORES DE OTOÑO



Desde la silla de ruedas.
Los colores de una fría y luminosa tarde de otoño.

miércoles, 21 de octubre de 2009

EL ESFUERZO DE ESCRIBIR


Cada tecla supone para mí un gran esfuerzo, cada palabra que escribo es un tormento, y como no soy masoquista, no repaso, no corrijo ni borro, ni cambio, ni quito ni pongo. Mi escritura es el balbuceo de un escritor manco. Y el caso que ya no sé si podré dejar de escribir, aunque no tenga nada que contar. Sin embargo, siempre habrá algo de que quejarse, algo por lo que llorar. Las penas contadas no san tan grandes, son menos negras y menos dolorosas. Eso, quizás sea cuando se comparten, no lo recuerdo. Tampoco estoy seguro si es hablar solo o escribir solo. No hay mucha diferencia entre contarse historias a uno mismo o escribirlas, en ambos casos son compartidas con la soledad. La ventaja es que siempre tienen una buena crítica, porque uno es condescendiente consigo mismo! Que solo esta el espíritu! Con la única compañía de los pensamientos. Pensamientos, mil veces repetidos, ya difuminados, titubeantes e indecisos. Se termina dudando de ellos, por poco fiables, y hasta piensas en la locura como medio de liberarte. ¿No es locura estar cuerdo?
En desordenado tropel acuden los fantasmas de nuestros temores, las pesadillas se convierten en torturadores. Tú intentas gritar en medio de los horrores, pero la voz no sale, el grito languidece antes de ser emitido. No importa, estás solo. Nadie te oye, nadie acudirá en tu socorro. Repaso y repaso lo que fue, lo que es y lo que será, y dudo, y busco, y no sé si hay motivos para seguir viviendo. Acude la mentira y el autoengaño, uno se engaña y da otro paso, y sin mirar a los lados, camina por inercia o empujado por el zumbí robotizado en que te has convertido. Damos vueltas dentro del laberinto donde hemos caído, al cabo, exhaustos y vencidos, tiramos la toalla y damos el combate por perdido.
Hay un último momento, cuando despiertas y crees que todo fue una pesadilla. El sol volverá a salir y renacerá la esperanza. Tú volverás a soñar, yo volveré a escribir sobre los monstruos que me persiguen, y así llegaremos de la mano del destino al final de nuestra sola y única representación.
Insisto, ¿porqué escribo y para quién escribo? Tal vez, porque tengo la necesidad de comunicar y de dar, pero ¿qué puedo dar, que sea válido y de utilidad? A sufrir no se aprende, la vida te lo da. Hay cosas que no se pueden enseñar, otras un poquito, se puede auto aprender. Nada más.

martes, 20 de octubre de 2009

CONOCIDOS EXTRAÑOS

Pasamos la vida juntos y no nos conocemos. Cada uno va por su lado, sin comunicarnos. Cuando coincidimos en algún momento, representamos un papel que nos es ajeno, porque no somos nosotros. Nos hemos montado la historia de nuestros sueños. Decimos ser lo que no somos, y como ni nos escuchan ni escuchamos, pues, eso, siempre seremos unos conocidos, pero extraños. Constantemente estamos en guardias, tenemos miedo a que se conozcan nuestras debilidades, pensamos que ese será un punto vulnerable donde golpear para hacer daño. Nos aislamos cada vez más en la concha del soy, soy, tengo, tengo. Al final somos unos desconocidos hasta para nosotros mismos. Damos una impresión equivocada, queremos, necesitamos que se nos juzgue con los elementos inventados, con las cualidades soñadas. ¿Quién mejor que nosotros para hablar bien de nosotros? El granuja habla con ardor de sus buenas cualidades, destacando su corazón y honradez, y apenas ha terminado de hablar es encarcelado, no por lo que ha dicho, si no, por lo que hecho. En lo referente a nosotros, nunca sabremos quién miente y quién dice la verdad, y en que momento. Desconfiemos siempre, y pensemos que nos van a engañar, si nos equivocamos, mira que alegría; pero si pensamos bien y nos equivocamos, vaya decepción. Mirar a los ojos no garantiza la verdad, más bien el entrenamiento y el aguante.
Y no cesa el aislamiento, vivimos juntos y ni rozamos nuestros pensamientos, que vuelan por diferentes galaxias, aunque se abracen los cuerpos. Somos unos desconocidos que caminamos entre la gente, y la gente una masa que se agita y se mueve, pero que nada siente.

lunes, 19 de octubre de 2009

FIN DE SEMANA

PALACIO REL DE ARANJUEZ


TOLEDO
y aquí estoy, como si no hubiera pasado nada.
He pasado el fin de semana viajando. La autovía, en autobús; las calles, en mi descapotable. He visitado Toledo, Aranjuez, Segovia y Madrid. Dos días muy emocionantes. Hemos visitados todos los lugares con historia que el tiempo nos ha permitido.
Me gusta viajar, pese a los inconvenientes que me van surgiendo, unos se superan, otros, no hay manera. Y como no hay monumentos con historia que no tengan escalones, yo de cuando en cuando me tengo que conformar con monumentos más modernos. Para mi no es un sacrificio. Lo importante es llegar y haberlo vivido.

viernes, 16 de octubre de 2009

AMOR PASAJERO

Yo me pregunto: ¿es el amor igual en todos los tiempos? Seguro que aunque el sentimiento siempre ha sido tan bello, en cada época se ha amado de diferente manera. Antes: hasta que la muerte nos separe o contigo pan y cebolla, ahora: he conocido otra persona, se acabó el amor o me dan lo que tú no me puedes dar. Es un amor poco fuerte, poco seguro, muy egoísta. ¿Eso es amor, interés o una pasión pasajera? Ya es casi un sentimiento, en lo esencial, desconocido, desvirtuado por tantas promesas, sucio del uso, convertido, de piedra preciosa, en baratija, en calderilla, en bisutería. Se hacen apasionadas promesas de amor sin ton ni son, a la ligera, en cualquier momento, de cualquier manera. Promesas que con el mismo ardor que se hacen, se rompen. Y todo termina en una simple aventura. De fuerte a frágil, de mucho a nada. Es fácilmente reemplazable, y no es extraño pasar de las caricias a los insultos y, hasta, a los mamporros.
Cuando el amor se rompe, el alma se marchita.
Mueren mucha gente por amor, de amor? Daríamos la vida batiéndonos en duelo por amor? Están prohibidos, pero da igual.
En las relaciones de pareja yo sustituiría la palabra amor por otra más acorde con los tiempos que vivimos, una palabra que acierte mejor describiendo sentimientos modernos. Porque, por ejemplo, hacer el amor no es un sentimiento, es darle una alegría al cuerpo. Un mal uso de una palabra tan sublime y hermosa.
Tengo un mal día, que me perdonen los enamorados. Afortunadamente, no hay reglas sin excepciones, y mis teorías no van a ser menos, además, sólo son eso, mis teorías, mis desfasadas y achacosas teorías.
Suerte, y a seguir amando.

Me despido hasta el lunes, 19 octubre. Feliz fin de semana.

jueves, 15 de octubre de 2009

OBSTÁCULOS EN LAS ACERAS.

Desde la silla de ruedas.
Una persona en silla de ruedas se puede encontrar en la acera de todo, hasta farolas, tan molestas como un coche, con la diferencia que el coche se va, pero la farola se queda. Señores encargados de las calles y sus aceras, ¿de verdad piensan en los que vamos en silla de ruedas?

miércoles, 14 de octubre de 2009

SOY LO QUE ESCRIBO

Lo repito una vez más, soy lo que escribo, y escribo lo que pienso. Así de simple. Quién siga mi blog, ha llegado ha conocerme íntimamente, y sabe como soy. Qué importa que no haya dado a conocer ni mi cara ni nombre, eso no es importante, al fin y al cabo, no es nada más que la envoltura. Para andar por la vida necesitamos una hermosa y buena envoltura con la que representar un papel que en nada se parece a nosotros, y que nos obliga a comportarnos de una determinada manera. Pero yo he querido ser leal con vosotros, despojándome, pieza a pieza, de todo lo que pudiera entorpecer vuestro juicio. Repito, soy como escribo, y eso, ya lo conocéis. Os cuento lo que nunca se cuenta, los pensamientos. Y todo sin trucos ni ardiles literarios, con palabras de la calle, sin adornos, sin florituras, con la sola preocupación de hacerme entender.
Por mi forma de pensar creo que no nací en el tiempo que me correspondía, o quizás si, estoy muy confundido. Son las ideas, son las costumbres y los comportamientos, lo que hace que me sienta perdido, como si fuese extranjero en el planeta tierra. ¿Un inadaptado, un antisistema? No, ni lo uno ni lo otro, estoy muy bien integrado, acepto la vida como es, me dejo llevar. Es algo más profundo, más importante, quizás le vaya bien lo de extranjero en el planeta tierra.
No soy materialista, soy romántico. De haber vivido en otro tiempo, nunca hubiera provocado un duelo, pero siempre lo hubiera aceptado. Me hubiera batido por honor, por lavar una ofensa o por una mujer

martes, 13 de octubre de 2009

MENDIGO

Sentado en el suelo, con la vista baja, mirando al suelo con insistencia y un cartón doblado a sus pies, con un mensaje de socorro, escrito con bolígrafo y trazos inseguros, que decían: OBRERO PARADO NECESITA AYUDA, al lado una cajita con algo de calderilla, y la gente pasando como con prisa. Así estaba nuestro compatriota, porque era un español, además con familia. Me paré a su lado,´´ pensando como entablar conversación con él sin que se ofendiera. Yo no tenía que cruzar la calle, pero más bien para ponerlo a prueba, le pedí que me ayudara a cruzar. Cuando estuvimos en la otra acera, le pregunté si quería tomar un café conmigo, y un café tomamos. Hablamos de cosas sin importancia. Iniciamos muchas conversaciones, y ninguna terminamos. Intenté saber algo de él, pero nada me contó, sólo que a muchos kilómetros tenía familia. Respete sus silencios, su intimidad y su historia. Me quedé con lo mucho que adivinaba de su vida. Me acordé de reportajes de televisión en los que el protagonista al perder trabajo, perdía casa, familia y autoestima. Y no es ficción, es la triste y amarga realidad. Todo queda reducido a deambular por las calles con sus propiedades en la mochila, un cartón gritando su necesidad, y pidiendo con la vista baja ocultando su drama, y durmiendo en un banco, una puerta o al abrigo de unos cartones, tal vez, con la cara mojada por las lágrimas.
En un descuido mío, pagó los dos café, el suyo y el mío, y antes que yo pudiera reaccionar, me tendió lo mano y, apenas con un susurro, dijo: “Gracias, amigo” Le estreché la mano con fuerza y complicidad, pero no puede pronunciar palabra, todo lo dijo el silencio. Con paso cansado y la mochila a la espalda se perdió en la calle. Lo he intentado, nunca más lo he vuelto a ver.

domingo, 11 de octubre de 2009

GUARDIA URBANO


Hace sobre 40 años no había muchos coches, pero en la Velá los guardias urbanos se trasladaban a la Ermita para regular el tráfico, y no faltaba la guardia civil para mantener el orden.


Momento en que los sacerdotes oficiantes en la misa, dan la comunión.
Devoción que se renueva y acrecienta con el paso del tiempo, aunque se rece con plegarias viejas, y mensajes nuevos. Fe vieja, evolucionada en el tiempo. Se imploran las mismas cosas con otro lenguaje y con el mismo pensamiento. Virgen que has escuchado con tu oído divino, peticiones, deseos, penas y secretos que sólo a ti contaron, te contaron pensamientos y no lenguas humanas. En tu presencia la palabra enmudece, se establece la comunicación del silencio, la de lo humano a lo divino, la de la soberbia a la humildad. Con tu presencia y en tú honor, el pueblo vibra y en una incesante peregrinación te visitan en la Iglesia de Santiago. En tu provisional santuario,.donde recibes visitas multitudinarias, desde niños, deseosos de conocerte, a viejos que no te quieren olvidar. Ahí esta el pueblo, tú pueblo, tus fieles unidos por un pensamiento, por una idea, por la Virgen de las Cruces. Creyentes o no creyentes, ahí los tienes a todos, a tus pies, unidos por lo fe, por la fe en ti. Patrona de Don Benito, Capitana de tu pueblo. ¡a mandar!
El 12 de octubre desfilaras, al mando de un enaltecido y entusiasta ejército, hasta tu Ermita-Cuartel en la sierra de Ortiga. Presidirás los actos celebrados en tu merecido honor, en un día de romería y jolgorio, de colores y bullicio, con olor a caldereta y vino, con chiringuitos y tiovivos.
La fiesta se acaba, la Velá toca a su fin, se regresa a casa roncos por la gira, cansados por la caminata, contentos por el deber cumplido y por la fe renovada. Con la esperanza en próximas Veladas.
¡Hasta el año que viene!

sábado, 10 de octubre de 2009

NUECES


El Mayordomo de la Hermandad Virgen de las Cruces, el Alcalde y el Párroco de la Iglesia de Santiago entre el numeroso público asistente a los actos.


Este día no faltaban los vendedores de nueces a la entrada de la Ermita.


viernes, 9 de octubre de 2009

EUCALIPTOS GIGANTESCOS

A la entrada de la Ermita había gigantescos eucaliptos que daban abundante sombra y a cuyas ramas subían los jóvenes para contemplar el panorama.

Día de campo, de romería o de gira, con mesa improvisada o mantel en el suelo, donde se disputaban el espacio, el vino, el chorizo, las chuletas, las tortillas, la ensaladilla y el pan y las nueces compradas a la llegada.

jueves, 8 de octubre de 2009

DÍA DE FIESTA Y JUEGOS

Había día para todo, hasta para jugar al corro.
En la explanada la gente se acomodaba como buenamente podía: de pie, sentados en el suelo y los viejos, siempre previsores, en la silla bajita que llevan de casa.


miércoles, 7 de octubre de 2009

ACTUACIONES MUSICALES EN LAS CRUCES

Juveniles de los Caramanchos actuando delante de la Ermita.

Tampoco faltaba algún conjunto flamenco que alegrara la fiesta en la Ermita.

martes, 6 de octubre de 2009

MISA EN LA ERMITA

Autoridades y público asistente a la misa en las Cruces.
Alameda a la derecha de la Ermita, desaparecida hace años.




lunes, 5 de octubre de 2009

A LA PATRONA DE DON BENITO

Así era la Ermita de las Cruces en las años de 1970, durante un día de la Velada.
Virgen de las Cruces con traje de gala.




Quiero contribuir a la celebración de la Virgen de las Cruces, patrona de Don Benito, con algunas fotos de hace unos treinta años. Es la modesta ofrenda del recuerdo de otros tiempos. Publicaré dos cada día hasta LA VELADA, 12 de octubre.
Mi blog es poco conocido, por lo que sé que las fotos no serán vistas en el momento, pero, al menos, formarán parte de una exposición permanente. Esa es mi ilusión y en eso trabajo.






viernes, 2 de octubre de 2009

LEVANTARSE POR LA MAÑANA

Para la mayoría de las personas el peor momento del día, creo, es cuando hay que levantarse de la cama, y si para las personas sanas que se valen bien solas es malo, ya pueden imaginar lo que es para personas con limitaciones. Unos porque hay que ayudarlos, otros, porque aún haciéndolo solos, están muy limitados. Para nosotros el tiempo no cuanta, estamos mentalizados para no marcarnos tiempo y no agobiarnos con prisas. En mi caso, necesito cerca de una hora. Me levanto temprano y. unas veces en la silla de ruedas, otras agarrándome a muebles, paredes, puertas, o donde puedo, me voy apañando, pero me hago todo, bueno todo, menos peinarme y abrochar algunos botones. Uso trucos y pequeños atajos, hago cosas tan raras que es todo un espectáculo. Por lo que me cuesta a mi, ya me hago una pequeñísima idea lo que será para una persona que, casi, dependa enteramente de los demás, aunque es muy difícil ponerse totalmente en la piel de otro. Es tan grande el esfuerzo que tengo que hacer cada día que pienso si no sería mejor no acostarse. Cosas, cosas que se piensan, pero luego todo vuelve a la normalidad, la tormenta pasa, el espíritu se
serena y, vuelta a empezar.



He de despedirme hasta el lunes, día 5. Feliz fin de semana.