miércoles, 7 de septiembre de 2011

SOLDADO ESPAÑOL EN SIDI IFNI

La foto no es la de un niño vestido de soldado, es la de un soldado de verdad, del año 1957. De un combatiente en una guerra escondida en lo más profundo del olvido. Negada en los documentos oficiales, y ni siquiera la historia esta segura que aquellos hechos ocurrieran. Sin embargo, es un doloroso recuerdo para los soldados que participaron en el conflicto armado del África Occidental Española. Unos, dejaron allí sus vidas; otros, la salud; otros, volvieron con el ánimo dañado ¿Qué consecuencias tuvo para el niño de la imagen aquella contienda? ¿Curó el tiempo sus heridas o, a pesar de los años transcurridos, siguen sangrando? Además, seguro que ha convivido con el incurable e invisible fantasma del daño psíquico. Pobre soldado, que ni su entrega ni su patriotismo merecieron ningún reconocimiento.

Lejos quedan los recuerdos de los años 1957-58 en Sidi Ifni ¿Quién se acuerda ya de aquellos soldados mal vestidos, mal calzados, hambrientos y sedientos, luchando en un territorio extraño, por unas razones desconocidas.?

35 comentarios:

  1. Una pagina negra mas de nuestra historia
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo me acuerdo del Sidi Ifni y del monte Gurugú. Hemos despreciado nuestros fracasos, cuando deberíamos elogiar el valor de muchos. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Doloroso recuerdo Por lo veridico.
    Me has traido a la memoria a nuestros soldaditos de Malvinas, Algunos no habían cumplido los 18 años y estaban en esas islas heladas, sin aquipamiento que atenuara el frío ni las armas para defenderse contra los piratas ingleses que las tenían todas con ellos, desde el apoyo de los grandes paises, hasta los equipos más sofisticados.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  4. En nuestro mano está recordalo, y pido que haya más personas como tú que lo diga en voz bien alta, porque ahora, ni sabemos ni queremos saber.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Yo sí lo recuerdo, tenia diecinueve años, pero no sabía realmente lo que allí pasaba, todo era un tabú. Haces bien al comentarlo.
    UN CORDIAL SALUDO PAISANO

    ResponderEliminar
  6. El olvido es la mayor tristeza de la historia, una guerra que no tenia sentido pues aún tenamos los resquicio de la nuestra en casa, quizás lo único quedaba eran los más jóvenes y son los que nacieron en la guerra civil, como siempre las guerras no valen para nada, sí, para morir y odiar.

    ResponderEliminar
  7. Otra vergüenza más...Esto ni en los libros de historia de los coles lo dan ya. A mí me suena de haberlo estudiado.

    Un besito Disan.

    ResponderEliminar
  8. Han quedado en recuerdos de borrachín de bar, que siempre suele contar sus batallas en el Gurugú

    ResponderEliminar
  9. Son terribles la barbaridades que se hacían antes en pos de unos beneficios como llevar a crios a la guerra por que el número de soldados contaba y caunta más carne se juntase en el frente mejor. Por desgracia, aun continuan está inhumanas formulas reproduciendose en otros lugares del mundo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hoy los soldados tienen más información y están mejor equipados que estuvimos nosotros en Sidi Ifni, aunque las guerras siempre son igual de crueles, pero, por lo menos, tienes una ligera idea de porqué pueden matarte.
    Juanjo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. En aquellos años los conflictos más importantes estuvieron en el Sahara y Sidi Ifni. Sin embargo, fueron acontecimientos muy controlados, desvirtuados y silenciados por el Régimen. Al final en todos sitios se quedaron callados.
    WIG, un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Sí, lo de las Malvinas también fue una página muy dolorosa para tú país, y como pasa siempre, son los soldados los que más sufren los enfrentamientos bélicos.
    mariarosa, un beso.

    ResponderEliminar
  13. Yo lo recuerdo por mi participación en el conflicto. Después de tantos años todavía tengo pesadillas. y es que hay recuerdos que permanecen en nosotros frescos toda la vida.
    Miguel Ángel de Móstoles, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hubo una censura feroz en todo lo que se refería a esa guerra. No podíamos hablar de lo que allí pasaba, las cartas pasaban censura y las rompían si cantaban algo. A mi me ha influido toda mi vida, porque era casi un niño cuando estuve allí.
    Paisana, ha sido un placer contar con tú visita.
    María, un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Pues, la verdad, se han hecho grandes intentos para que se olvidara. Si se sabe algo más es porque lo contamos los que participamos en la contienda y aún estamos vivos.
    Gracias por tú visita.
    La mujer invisible, un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Y aún padeciendo los desastres de las guerras y gritando NO A LA GUERRA, estamos siempre metidos en alguna. Los seres humamos somos así de belicosos. Aunque los motivos sean para avergonzarse, como pasó en Sidi Ifni. La llaman "la guerra secreta"
    Anónimo, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  17. Si lo has podido estudiar en libros de texto, ya es algo. Lo sospechoso es la versión de la historia, que dice poco, y lo que dice, es más ficción que verdad. Las noticias de las revistas de la época, que nos enviaban las madrinas de guerra, no se parecían en nada a la realidad
    ion-laos, un beso

    ResponderEliminar
  18. Sí, aquello quedó en cuatro batallitas contadas por los pocos viejos que aún estamos vivos y que estuvimos allí. Si algo es importante el tiempo acaba por comérselo.
    Miguel Baquero, un saludo.

    ResponderEliminar
  19. La verdad que aquella contienda no tiene una buena justificación. Aquel territorio le costaba a España mucho dinero. Poco después tuvo que retirarse de Sidi Ifni, y años más tarde del Sahara.
    Uno, un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. ¿Eres tu el de la foto, Diego?

    Otro atáxico de tu edad, Bartolomé, en su libro "Mi diario de a mili": http://www.miguel-a.es/BPMILI/index.htm tiene algunos capítulos autobiográficos de este tema (1960).
    Un abrazo.
    Miguel-A.

    ResponderEliminar
  21. Sí, soy yo hace más de medio siglo. Como se puede ver, ni siquiera tenía barba.
    He entrado en alguna ocasión en la página de Bartolomé. Me gusta hacer visitas, pero lo que pasa es que no suelo dejar comentarios, y de verdad que lo siento. Llego hasta donde puedo.
    Miguel A., un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias paisano por tu visita a mi blog, VERSOS SIN DESTINO Y TODO LABORES, es un placer tener comucación con gente de la tierra y más cuando se está fuera de ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. la verdad es que solo ver tu ca1rita de niño, a la vista de la guerra, entran escalofríos.
    Miguel-A.

    ResponderEliminar
  24. Hola compañero Diego. Como tú yo también combatí en Sidi-Ifni.
    Hace unos años, al cumplirse el 50 aniversario de aquellos hechos, se me ocurrió crear un blog para que quien entre por casualidad, se entere de muchas cosas olvidadas.
    Este es el blog: http://juanconejolopez.blogspot.com/
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  25. En el momento que termine aquí entro en tú blog. Te agradezco la visita, el comentario y la oportunidad de visitar tú página, que estoy seguro será muy interesante.
    Anónimo, un saludo muy cordial

    ResponderEliminar
  26. Hola de nuevo, veterano soldado español:
    He entrado un poco más en tu blog y veo que eres todo un reconocido artista de la fotografía. Incluso en tu Don Benito del alma. Hasta estás en Internet amigo Diego Sánchez Cordero.
    Me gustaría saber la unidad en la que combatiste en Ifni. Yo guardo vagos recuerdos del Regimiento Soria 9.
    Un abrazo, mi desconocido compañero de armas.

    ResponderEliminar
  27. Entré en tú blog como ya te prometí que haría. No pude dejar constancia de mi paso, porque no admitía comentarios. En Sidi Ifni estuve con el Batallón Expedicionario Soria 9, desde noviembrel de 57 hasta abril del 58.
    Me ha alegrado mucho encontrar un compañero excombatiente en aquella guerra. La verdad que ya vamos quedando muy pocos. Si te das una vuelta por las primeras entradas de mi blog, encontras muchas referencias a aquellos acontecimientos.
    Veterano de guerra, amigo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Amigo Diego, compañero de fatigas:
    Mi blog le tengo blindado a los comentarios de terceros, por nanda, pero como está basado en un monotema, el que yo me he forjado, no quería que nadie entrara a decir cualquier cosa sin sentido, o por desconocimiento.
    No sé si has visto hasta el final la última entrada referida a tí, esperando tu permiso para dejarla o quitarla.
    Te doy mi correo por si quieres tener alguna charla. A mí me gustaría saber cosas de vuestro batallón Soria 9 porque creo recordar que teníais vuestras líneas en el monte Bulalám y algunos bajábais a los campamentos de Paracaidistas y La Legión.
    Siempre admiraré y lamentaré las penurias que pasábais en lo alto del monte.
    Bueno lo dicho, este es mi correo conejolopez73@gmail.com
    Casualidades de la vida: En el pueblo de Miravete compré hace muchos años una finca a un señor que se llamaba Pepetuo Cordero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Considerarme un amigo tuyo, pienso ahora después de haber leído algunos de tus artículos, que es todo un privilegio.
    Te he leído algunos capítulos sin entrar en los comentarios, y creo que eres una persona digna del respeto de toda España. Tu filosofía de la vida es un ejemplo de hombría, profundidad y sinceridad para cualquiera que considere que sus problemas son importantes. Te leo, y creo que voy a tomar la tarea de copiar y pegar todos los artículos para hacer con ellos un cuaderno. Para ello te pido permiso.
    Después de leerte brevemente, señalo tres títulos: YA NO ESPERO NINGÚN MILAGRO; PASEANDO CON MI SOMBRA; DISCAPACIDAD E IMPOTENCIA, que no tienen desperdicio. Eres un escritor de gran profundidad y creo que deberías recopilar tus propios escritos y montar con ellos una exposición como hiciste con tus fotografías.
    Saber de tus dificultades, me hace sentirme mal al ofrecerte mi blog.
    Lo que tú has sufrido en la vida a causa de las lesiones de la guerra de Ifni, son dignas de ser conocidas por el gran público. Yo pertenezco a una asociación de nombre ACIME que colabora con CERMI de quien tendrás noticias.
    Lamento que en su día no pudieses haber tenido la ocasión de acceso al Cuerpo de Mutilados (Cuerpo ya extinguido) como yo, que tras pasar un Tribunal Médico, se me concediera una pensión a perpetuidad.
    Ya hablaremos con correo electrónico y mientras tanto recibe un afectuoso saludo.
    Juan Conejo

    ResponderEliminar
  30. Me ha emocionado que después de leer algunas entradas en el blog, te hayas formado tan buen concepto de mí. Te agradezco muy sinceramente tus generosas palabras. Puedes utilizar entradas de mi blog, con el ruego que cites fuente y autor. Si pongo esa pequeña condición, es porque quiero ser siempre responsable de lo que escribo-
    Perdona que no utilice el correo para comunicarme contigo, pero es que tengo problema. Además, toda mi actuación ha sido publica y no me importa que lo siga siendo.
    Por problemas de salud no puedo escribir todo lo que quiera
    Amigo Juan Conejo, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  31. Resulta demasiado restritiva la "correspondencia" a base de responder a los comentarios de uno y otro, toda vez que no se pueden remitir como podría ser el caso, fotos y textos de aquellos tiempos que vivimos, independientemente de que seguramente ello no le interese demasiado a la gente. Por eso mismo yo no tengo abierta esa opción en mi blog. Mi blog, que dista mucho del tuyo en casi todos los aspectos. Me di de baja de una asociación internauta de veteranos paracaidistas porque daban entrada a todos, incluid@s l@s simpatizantes que dejaban libremente sus comentarios al margen de lo que suponía en principio los recuerdos vividos en nuestra unidad militar. A mí al menos no me parecía lógico que aparecieran los comentarios poco recurrentes de algunas personas agenas a La Legión y a Paracaidistas.
    Si tienes problemas con usar el correo, lo lamento de verdad, en cuanto a la recopilación de tus escritos, dá por hecho que estarán bajo tu nombre, con tu biografía que hay en Internet, e incluso alguna foto que también he encontrado.
    Mientras me pongo en marcha con este asunto, te saludo afectuosamente, y cuando tenga algo terminado, ya veré la forma de enviártelo incluso por correo ordinario.
    Juan Conejo López.

    ResponderEliminar
  32. Mi padre ha recogido en su segundo libro sobre Ifni titulado "Historias Secretas de Ifni: Hablan los soldados" los testimonios e historias de muchos de los que participaron en aquella continenda. Más información en http://historiassecretasdeifni.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  33. Alguien conoció a José Torres Martinez de Mengibar?

    ResponderEliminar
  34. Mi padre estuvo allí, durante años se negó a hablar de ello por el dolor que le producía y los recuerdos que le venían a la mente. Un día ante mi insistencia me dijo que había sido muy duro tener que recoger el cuerpo de un compañero cuando le falta la mitad del mismo, no es morbo, esa es su verdad. Cuando se hizo más mayor nos habló de las miserias que pasaron y también de amistad que dura hasta ahora.

    ResponderEliminar