viernes, 28 de octubre de 2011

CAMBIO DE HORA

Según anuncian los medios informativos, el cambio de horario será el próximo día 30.

Ya empezó el cambio fuera de nuestro país en tiempos tan remoto que apenas había luz eléctrica, y entonces como ahora, se decía, para ahorrar energía, o para que los candiles no consumieran aceite. Nosotros hace sobre treinta y tantos años que adoptamos la medida, y con lo dado que somos a los cambios que vienen de fuera, dará resultado cuando lo seguimos haciendo.

La gente de calle no notamos el ahorro, pues vemos funcionando todos los chirimbolos. En los establecimientos están las luces siempre encendidas, y en los despachos, y en las casas…Y hasta se ven cortinas corridas para tener las luces encendidas. Se ve que nos hemos acostumbrado a ver las cosas claras. Las máquinas que fabrican algo, funcionan de noche o de día. Unas veces trasnochan y otras madrugan, pero parar, no paran. … Y, pese a todo ello, pienso que será bueno eso de andar mareando la hora. No vamos a saber nosotros más que los que mandan.

Yo soy una persona muy obediente y respetuosa con los consejos y las órdenes. Ahora estoy preocupado porque se me olvida si a las agujas del reloj hay que darle para atrás o para adelante. Para mi es humillante cuando me preguntan los amigos y no sé que responderles. En el fondo, sólo debería de preocuparme que el cura vigile el reloj de la torre. Para mí siempre ha sido fiable. Tanto, que nunca he tenido reloj, ni de pulsera, ni de bolsillo.

Sé de buena fuente que el cambio de horario de invierno se producirá el 30 de octubre, que cuando sean las 3:00 de la madrugada, el reloj se cambiará a las 2:00.

Es normal que penséis que eso lo sabe cualquiera. Yo lo he dicho por si acaso.

Esta entrada es a petición de un buen amigo. Espero haberle complacido y, además, ayudado a todos los usuarios de relojes y a la economía eléctrica.Sí, esa que echa más chipas que los bancos. En los dos casos se habla de corriente, en el primero de cuenta corriente y en el segundo de corriente a seca.

28 comentarios:

  1. Que tengas un feliz puente.
    aquí en Valencia parece que viene borrasca.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias querido Disan.

    Perdona no comentarte, estoy preparando mis cosas para marcharme, mañana, hasta la casa de mi hijo.
    Feliz fin de semana y puente para ti también, Disan.
    Besos y abrazos, amigo mío.
    Janita

    ResponderEliminar
  3. todavía mas tristeza para el body...

    ResponderEliminar
  4. Nunca he entendido como esos cambios de horario sirven para ahorrar
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Hola amigo disan, me han gustado mucho las últimas fotos que has colocado sobre los diversos actos celebrados a lo largo del tiempo en D. Benito.
    A mi me sienta fatal el cambio de hora, salgo del trabajo con la noche oscura, como boca de lobo. Me gusta la luz no lo puedo evitar. En primavera por cuestión del sueño también paso unos días regular hasta que me acomodo. Sobre el ahorro tengo mis dudas.
    Veo que has cumplido años, te leía y pensaba en una amiga de mi madre cuando me dice: "maldita la gracia que me hace cumplir uno más".
    Que pases buenos días. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Benjamín Franklin28 de octubre de 2011, 8:07

    Estimado amigo Diego:
    Quisiera responder a tu oportuna entrada en tu blog para darte las gracias por atender mi sugerencia y de paso, contarte una historia sobre el curioso origen del cambio de horario, si bien, ya veo por tu documentado post, que a ti no hay quien te eche la pata aunque no uses reloj de pulsera ni de bolsillo.
    Efectivamente parece ser que el germen de esta idea se remonta al año 1784 cuando Benjamín Franklin, siendo embajador de EEUU en Francia, envió una carta al diario Le Journal de París en la que proponía algunas medidas para el ahorro energético.
    Franklin propuso tres medidas: imponer un gravamen a las personas cuyas contraventanas impidiesen la entrada de luz a sus habitaciones; regular el consumo de cera y velas; y hacer repicar las campanas de la iglesia al amanecer, para que todo el mundo se levantase a la misma hora.
    Estas propuestas no se tomaron en serio, pero al poco tiempo comenzaron los primeros experimentos de iluminación con gas, cuya enorme gasto y peligrosidad hicieron plantearse seriamente el tema del ahorro energético.
    Así, poco a poco, las ideas de Benjamín Franklin fueron retomándose y evolucionando hasta llegar a la conclusión de que lo más conveniente era cambiar la hora. Una medida que no se instauró plenamente hasta 1974 con la crisis del petróleo con el objetivo de aprovechar mejor la luz del Sol y consumir menos electricidad.
    Si bien, yo tengo serias dudas de que esto sea realmente conveniente a la vista de otros datos sobre la utilización de la electricidad para el alumbrado, y de los pequeños problemas que supone al organismo de niños, ancianos e incluso a los animales de granjas, ya que la luz del Sol se va acomodando día a día y a lo largo del año a las necesidades de unos y otros. He dicho.

    ResponderEliminar
  7. Pieenso que es un gilipollez. El gasto de una bombilla de hogar es una insignificancia. El auténtico gasto son la siluminarias públicas. Y el tiempo nocturno es el mismo... con independencia del reloj... a no ser que se inventen la ley de que todo el año sea verano :-)
    un abrazo.
    Miguuel-A.

    ResponderEliminar
  8. Si bien no entiendo tu comentario, feliz fin de semana para ti, tambien.

    ResponderEliminar
  9. Aunque dudo mucho que suponga un gran ahorro este cambio de horario, es lo que hay Disancor.
    Parece ser que sí, que se ahorra. Sobre todo en los grandes consumos de la industria que suelen usar más la actividad por la mañana y, por eso, se supone que se ahorra energía eléctrica. pero vamos, que tengo mis dudas.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo de Mos desde mi orilla encendida.

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco entiendo el cambio de hora, y tampoco me acuerdo si se atrasa o adelanta. No entiendo lo del ahorro, lo que se adelanta por la mañana, se retrasa por la tarde que anochece antes, no? Ellos sabrán...psss...

    Buen finde y buen puente Disan, muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Acá en Argentina el cambio de horario se hacía en verano, pero no sirvió de nada; los gobernantes de las distintas provincias no obedecían y había un horario en un lado y otro en otros. Un desastre, no se ahorraba nada, nadie podía adaptarse.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco me aclaro mucho con los cambios de hora, y, aunque supongo que si los hacen será por algo, no noto yo nada en el recibo de la luz. Además, aquí donde yo vivo, este año ya no nos cambian el horario; con lo cual mi ensalada mental respecto a las diferencias horarias con España va a llegar a máximos históricos.

    Y... siendo que la naturaleza es sabia y nos pone diferentes tipos de luz a lo largo del año... ¿no sería mejor no enmendarle la plana????

    Besos y ... ¡buen puente!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Bueno, aunque el tiempo amenace borrasca por Valencia, un puente festivo, es un puente. Unos días de descanso para cambiar la rutina de trabajo y las tareas diarias.
    Deseo que lo pases bien.
    Ricardo Miñana, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues, deseo que pases unos días felices con tú familia. Yo este año no me muevo de aquí. Me gusta viajar, pero no puede uno hacerlo cuando le apetece.
    Felices fiestas.
    Janita, un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Para el cuerpo es una alegría el descanso, al menos que haya circunstancias especiales que lo impidan. Es verdad que este puente es más triste por la cosa de los difuntos y de los cementerios.
    Feliz puente.
    Mónica, un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Yo tampoco entiendo eso del ahorro de energía si se cambia la hora, y eso que lo han explicado muchas veces, pero ve uno las luces encendidas en todas partes, y choca bastante.
    Que tengas un feliz puente.
    Juanjo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Al cuerpo le cuesta un poco hasta adaptarse al nuevo horario, y total el consumo de energía no creo que sea apreciable, porque con sol o sin sol, las luces siempre están encendidas.
    Muchas gracias por tú felicitación de cumpleaños. Es bueno cumplirlos, pero cada año resulta más triste.
    Que tengas un feliz puente de los Santos.
    Loli Salvador, un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado tú ampliación sobre la historia de los cambios horarios. Se ve que Franklin tuvo una buena visión de como había, en un futuro muy lejano, que economizar la energía eléctrica, o no eléctrica. Lo que no sabemos que opinaría si viviera ahora. No es que este mal el cambio de horario, pero... (no funciona la interrogación)así se ahorra bastante energía.
    Feliz fin de semana y feliz puente de los Santos.
    Benjamín Franklin, un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Acabarán poniendo limitadores en las casas, de esos que cuando aparece la luz natural se apagan las bombillas. Después que controlen el gasto de energía en la administración y en todos esos sitios donde la luz eléctrica compite con la del sol.
    Que tengas un feliz puente de los Santos.
    Miguel A,, un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tú visita, y aprovecho para desearte un buen fin de semana y un feliz puente de los Santos.
    -soy…, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  21. No importa el nuevo horario para desearte un feliz fin de semana y feliz puente de los Santos.
    emejota, un beso.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, no nos queda más remedio que creer que con el cambio de horario se ahorra tanta energía como dicen. También yo tengo mis dudas.
    Feliz fin de semana y feliz puente.
    Mos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Aunque a mi no me afecta el cambio de horario, no puedo dejar de comentar los resultados, y la verdad que los resultados no los veo claros, pese a que esta medida se esta llevando a cabo en muchos países.
    Te deseo un feliz fin de semana y puente de los Santos.
    ion-laos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pues, aquí hay serías dudas si el cambio de horarios sirve para algo. Y no lo sabremos ni aunque nos obliguen a apagar la luz.
    Muy agradecido por tú visita y comentario.
    Feliz fin de semana.
    Luján Fraix, un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Eso pienso yo, que es mejor no enmendarle la plana a la naturaleza y que cada país organice su vida en torno a la luz natural que tenga.
    Feliz fin de semana y fiesta.
    María, un beso.

    ResponderEliminar
  26. No queda más remedio que cambiar la hora del reloj.
    Supongo que no será un capricho y si que se ahorra energía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Imagino que eso del cambio de hora para conseguir un mayor ahorro de energía estará más que estudiado, sin embargo, la mayoría de la gente de la calle no lo entendemos bien, porque vemos las luces encendidas, poco más o menos, la misma cantidad de horas.
    Muchas gracias por la visita y comentario.
    Alejandro Kreiner, un saludo

    ResponderEliminar