martes, 11 de octubre de 2011

DON BENITO CON SU PATRONA

En la ermita de la Virgen de las Cruces un día de la Velada de 1965. Envejeció el mozo, cambió la ermita, desaparecieron aquellos eucaliptos; pero, sin embargo, para la fe y la tradición parece que no hubiese pasado el tiempo, y se sigue celebrando el día de la Patrona con el mismo entusiasmo y ardor cada 12 de octubre.

Sueños de joven que no se cumplieron; muchos proyectos que siempre fueron humo ¿Pensé en aquellos momentos en algo que se haya cumplido, o la vida ha transcurrido por los derroteros que tenía marcado el destino, sin que ni mi sacrificio ni mi lucha hayan influido en nada? Hoy, ya viejo, estoy en el mismo sitio de la ermita, como si el tiempo no hubiese pasado… Y, sin embargo, he vivido.


En esta foto de hace más de veinte años podemos ver el traslado en procesión de la Virgen, desde el pueblo a su ermita.

20 comentarios:

  1. ¿Eres tú el de la foto?.
    un abrazo.
    Miguel-A.

    ResponderEliminar
  2. Me encantaba ir a recibir a la virgen! Vaya recuerdos! Unas fotos preciosas!

    ResponderEliminar
  3. Eres tú Disan? Caray que buena estampa tienes! Pues claro que tus decisiones han influido en tu vida, y tu lucha y sacrificio. Esa mente parlanchina mira que te da guerra, eh? Es peor que una vecina cotilla, jajajaja.

    Buen día de la Hispanidad y los aviones gastando combustible en las acrobacias, y la crisis? o para esto no existe?

    Besos Disan.

    ResponderEliminar
  4. Pasan los años, claro que pasan los años. Y las decisiones que uno toma muchas veces marcan el camino de nuestra vida. Aunque, casi siempre, son las circunstancias las que rigen nuestro destino.
    De todas formas, lo importante es vivir y poder contarlo.
    Feliz día de la Virgen.

    ResponderEliminar
  5. Es triste llegar a viejo, pero es más triste no llegar, ánimo paisano, como se suele decir, vieja la ropa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Sos vos el de la foto? Que facha, Disancor, que estampa...! Abrazo, amigo transoceanico, te quiero.

    ResponderEliminar
  7. Has vivido y vives seguro que muchas cosas, y eso es lo importante.

    La foto en blanco y negro es como de anuncio y el chico de la foto posa como nadie y tiene mucho estilo. ¿Eres tú?

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Disancor: que guapo que estas en esa foto!!!!.. No te hagas problema, solo acepta tu vida como tal, y da gracias por cada dia que vives. Somos de la misma generacion, por eso te lo digo, y como decimos por aca, no es que hable al "pedo". Un beso.

    ResponderEliminar
  9. El catolicismo parece más divertido que el protestantismo. Hay más fiestas y processiones.

    ResponderEliminar
  10. Sí, era yo hace cuarenta y seis años. Con muchos sueños y muchos proyectos, de los que sólo se han cumplido unos pocos. Pero, como digo en la entrada, he vivido. Aunque, la verdad, no han faltado las sorpresas. Así es la vida.
    Miguel A., un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Imagino que te habrán quedado muy buenos recuerdos de la VELÁ. La gente cada año participa con más entusiasmo. Con mucha fe o con poca, lo cierto es que el pueblo se une con pasión entorno a su Patrona cuando llega el 12 de octubre.
    Marina, un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Sí, es la segunda foto mía que aparece en el blog, las dos muy viejas y que no he hecho yo, naturalmente. Y, mira que soy iluso, pues, viendo la foto, hasta creo que no he cambiado tanto. Y, sin embargo, !han ocurrido tantas cosas! Momentos felices, aunque con el cuerpo y el alma llena de heridas.
    ion-laos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Sí, lo bueno es poder contarlo. Los recuerdos que se refuerzan con una foto emocionan mucho.
    Yo, a la vista de la foto de la entrada, no he podido evitar hacerme preguntas y un balance de mi paso por la vida. Y se encuentra uno con muchas frustraciones.
    Mos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. En algún sitio he escrito que siendo viejo malo es celebrar cumpleaños, pero es peor no cumplir años para celebrar. Diremos eso tan conocido de: "que me quiten lo bailao" Creo que muy pocas personas están totalmente conforme con la vida que han vivido. Todo el mundo ha soñado con algo mejor o, al menos, diferente.
    Anónimo, un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Fui yo el de la foto. Ya sólo queda el recuerdo de esa imagen en blanco y negro, motivo para estar contento por haber llegado a viejo. Se añora la juventud, pero se tiene la experiencia de todo lo vivido.
    -marcus, un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La vejez y la enfermedad me han cambiado la figura, pero la forma de pensar es, poco más o menos, la misma. Sí son otras costumbres, y he evolucionado para ir con los tiempos, sin embargo, en el fondo soy el mismo.
    María, un beso.

    ResponderEliminar
  17. Soy muy feliz por lo que soy, por lo que he vivido y como lo he vivido. Y, a esta altura, no ambiciono nada. Soy tan tonto que ni siquiera deseo que me toque la lotería
    Agradezco muy sinceramente tú visita y amable comentario.
    Lapegnola, un beso.

    ResponderEliminar
  18. No sé si será por fe o porque las personas necesitan algún motivo para estar unidas. Aquí la gente tiene una gran devoción a su Patrona, y del día 12 de octubre hacen una fiesta grande. Y el entusiasmo nos arrastra a todos. Así año tras año.
    Gracias por tú visita y comentario.
    don Gerardo de Suecia, un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Disancor. Qué buen mozo y guapetón eras. Aunque hay un refrán que dice: el que tuvo retuvo y guardó para la vejez. Pero la mejor guapura está en el corazón, el ser de la persona.

    La fe junto con la esperanza y el amor es lo que mueve al mundo. Dichoso de ti que has podido llegar a viejo. Que aun sigues viviendo. Que disfrutas de tu familia y amigos.
    Te deseo un buen fin de semana.
    Saludos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. Bueno, de la foto de la entrada, lo más bonito que tengo es la edad. Toda una vida por delante, y que ahora puedo hacer recuento de como la he gastado, o más bien como me han dejado vivirla. No me siento fracasado, pero, tal vez, podría haber hecho más cosas. Esto se dice siempre cuando ya no hay remedio.
    Isa, un abrazo.

    ResponderEliminar