lunes, 1 de octubre de 2012

PENSANDO EN VOZ ALTA


Pensando en voz alta.

¿Quiénes son más ladrones, los pobres o los ricos? Los pobres robando hacen mucho ruido, en cambio, los ricos roban en silencio. Los unos, apuntan con pistolas, con cuchillos o con insultos; los otros, con bolígrafos, letra pequeña o engaños. A aquellos,  cuando les cogen los defienden abogados de oficio; a estos,  si les pillan los defienden bufetes de prestigiosos letrados. Con lo que llegamos a la conclusión que en las cárceles no están todos los que son ni son todos los que están.

¿Se les aplica con la misma dureza el código penal a los ricos como a los pobres? O tal vez sólo sea, que con dinero es más fácil encontrar las trampas de las leyes.

La verdad,  tampoco es sano pensar mucho.

17 comentarios:

  1. Una muy buena pregunta nos dejas.
    Un beso y buen día

    ResponderEliminar
  2. Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta. Gracias Diego por dejarnos esta sesuda entrada.

    ResponderEliminar
  3. Llevas razón y no conviene meterse en vericuetos. Las armas matan, los bolígrafos firman sentencias. Creo que en el término medio estaría la virtud ¿Virtud? No se puede justificar a unos en base a otros. La linea es muy delgada. Ambas cosas están mal. Ya sabes "Poderoso caballero es Don dinero" y no todo los pobres roban por hambre también lo hacen por codicia y sin ser pobres haylos también. Y muchos ricos comparten y trabajan por la justicia.
    Muy complicado.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
  4. Respuesta personal: ¡sí!
    El juicio a un "chorizo" cabe en un folio... el proceso a un pez gordo tendrá miles de folios. para acabar diciendo "aqui no ha pasado nada".
    Un abrazo.
    Miguel-A.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buenos interrogantes has dejado para la reflexión!
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  6. Ayyyyyyyyyyy dios mío, si la justicia fuera justa para todos, estarían las carceles llenas de aristocratas de la democracia, banqueros ladrones de guante blanco, etc, etc... Pero la justicia no es justa para todos por igual, muchas, la gran mayoría de las veces, manda don poderoso dinero, si no, que se lo pregunten a al pobre cabrero presunto inocente del incendio de mi pueblo, que ya lleva un mes en la carcel.
    Tú si que sabes Disancor porner el dedo en la llaga.
    Saludos y un fuerte, pero muy fuerte eso sí sin hacer daño, abrazo

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente y sin dudarlo te diré que los ricos roban todo lo que quieren y cuando les apetece. Los pobres roban cuando lo necesitan bien para comer o desgraciadamente para sus "malos vicios"*, que los ricos también tienen "malos vicios"* pero como se lo pueden pagar con lo que han robado nadie se entera. Y si se enteran pues ya les defienden los bufetes de abogados y acaban en una buena clínica de desintoxicación. Los pobres cuando les pillan o bien van a dar con sus huesos a la cárcel o los dejan que se mueran por las calles... y de nuevo tendrán que seguir robando a lo bruto, no como los ricos que son más finos y si ellos no pueden en ese momento ya lo hacen sus asesores.
    ¡¡Madre mía que rollo te solté!! Disculpa es que cuando me enfado... buf

    Besitos.

    *Drogas casi siempre

    ResponderEliminar
  8. Para evitarse cabreos es mejor no pensar demasiado, puede ser que un día descubramos que nos pasamos la vida engañándonos a nosotros mismos.
    Nunca son las cosas como nos lo cuentan, y las leyes cambian mucho si hay o no hay dinero.
    Maribel G. M, un beso.

    ResponderEliminar

  9. Eso de decir siempre la verdad, no creo que diera buen resultados en un mundo tan desquiciado, Aún siendo tan hipócritas como somos, estamos siempre de peleas. Pensar en voz alta puede ser hasta peligroso
    España, un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Si nos ponemos a reflexionar, siempre llegaremos a la conclusión que no somos tan libres como parece ni la justicia es tan justa como nos quieren hacer creer. Con dinero las cosas son más fáciles y los delitos no se castigan tanto.
    Katy, un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues eso es verdad, cuando hay dinero los juicios se eternizan hasta que los jueces dictan sentencia en firme, en cambio si no lo hay, condenar y castigar es más fácil y menos costoso en tiempo y en dinero.-
    Miguel A., un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pregunto porque no lo sé, ¿a quienes se les hacen más juicios rápidos, a los pobres o a los ricos¿
    Están empeñados en hacernos creer que los pobres son más malos y tienen peores intenciones que los ricos, y por eso tienen las cárceles llenas de gente sin dinero.
    Antorelo, un abrazo.

    ResponderEliminar

  13. Aunque el cabrero de tú pueblo fuese culpable, con dinero, estaría en libertad hasta que saliese el juicio, y después ya veríamos cual sería la condena. La verdad que nos sobran motivos para ser tan desconfiados.
    Isa, un abrazo.

    ResponderEliminar

  14. Nada de rollo. Es una interesante ampliación del tema de la entrada de hoy, con una aportación muy real de las diferentes varas de medir que tiene la justicia entre los pobres y los ricos. El dinero hace que los delitos no sean tan graves. Duele llegar a esa conclusión, pero esa es la realidad.
    campoazul, un beso.

    ResponderEliminar
  15. Sí es sano pensar mucho, Diego. Y hacerse preguntas en alto como tú ahora, también.

    Los pobres no tienen la misnma capacidad monetaria que los ricos. Y eso vale para todo el ámbito de la vida.
    Ya lo dice el refrán: Poderoso caballero es don dinero.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, pues a pensar mucho, pero eso si, teniendo mucho cuidado con lo que se dice. Que si algo molesta, se quede en una falta de respeto.
    Me decía un amigo que le gustaría tener dinero, pero que era un problema tenerlo seguro, porque si lo guardaba en casa, se lo podía robar un ladrón pobre, y si lo llevaba al banco se lo podía robar un banquero rico.
    Mos, un abrazo.

    ResponderEliminar