miércoles, 21 de octubre de 2009

EL ESFUERZO DE ESCRIBIR


Cada tecla supone para mí un gran esfuerzo, cada palabra que escribo es un tormento, y como no soy masoquista, no repaso, no corrijo ni borro, ni cambio, ni quito ni pongo. Mi escritura es el balbuceo de un escritor manco. Y el caso que ya no sé si podré dejar de escribir, aunque no tenga nada que contar. Sin embargo, siempre habrá algo de que quejarse, algo por lo que llorar. Las penas contadas no san tan grandes, son menos negras y menos dolorosas. Eso, quizás sea cuando se comparten, no lo recuerdo. Tampoco estoy seguro si es hablar solo o escribir solo. No hay mucha diferencia entre contarse historias a uno mismo o escribirlas, en ambos casos son compartidas con la soledad. La ventaja es que siempre tienen una buena crítica, porque uno es condescendiente consigo mismo! Que solo esta el espíritu! Con la única compañía de los pensamientos. Pensamientos, mil veces repetidos, ya difuminados, titubeantes e indecisos. Se termina dudando de ellos, por poco fiables, y hasta piensas en la locura como medio de liberarte. ¿No es locura estar cuerdo?
En desordenado tropel acuden los fantasmas de nuestros temores, las pesadillas se convierten en torturadores. Tú intentas gritar en medio de los horrores, pero la voz no sale, el grito languidece antes de ser emitido. No importa, estás solo. Nadie te oye, nadie acudirá en tu socorro. Repaso y repaso lo que fue, lo que es y lo que será, y dudo, y busco, y no sé si hay motivos para seguir viviendo. Acude la mentira y el autoengaño, uno se engaña y da otro paso, y sin mirar a los lados, camina por inercia o empujado por el zumbí robotizado en que te has convertido. Damos vueltas dentro del laberinto donde hemos caído, al cabo, exhaustos y vencidos, tiramos la toalla y damos el combate por perdido.
Hay un último momento, cuando despiertas y crees que todo fue una pesadilla. El sol volverá a salir y renacerá la esperanza. Tú volverás a soñar, yo volveré a escribir sobre los monstruos que me persiguen, y así llegaremos de la mano del destino al final de nuestra sola y única representación.
Insisto, ¿porqué escribo y para quién escribo? Tal vez, porque tengo la necesidad de comunicar y de dar, pero ¿qué puedo dar, que sea válido y de utilidad? A sufrir no se aprende, la vida te lo da. Hay cosas que no se pueden enseñar, otras un poquito, se puede auto aprender. Nada más.

5 comentarios:

  1. Jo Disancor, cuanto lamento que te sientas así...
    Entiendo que no tiene que ser nada fácil para ti, y que pensarás que es muy fácil hablar desde mi postura, porque sólo tu sufres tu enfermedad y sólo tu sabes por lo que estás pasando.

    Ya te dije en un comentario anterior que me pareces admirable, por tu fuerza y tu ánimo para seguir adelante. Según cuentas parece que las noches para ti son tu tormento, es cuando aparecen las pesadillas y los temores, me suena a hueco todo lo que yo te pueda decir pero quizá te ayude en concentrarte en que la noche pasará y en unas horas volverá a salir el sol.

    Sé que las cosas no son fáciles para ti, pero piensa que siempre hay una razón para seguir viviendo, siempre hay cosas por la que nos sentimos agradecidos y que nos hacen sentir bien, aunque sólo sean las pequeñeces de las que hablaba el otro día en mi blog.

    Está bien que compartas las penas, lo temores, los llantos, está bien sacar todo lo que tenemos dentro, nos hace sentir más vivos y cuando lo sacas y lo contemplas desde fuera todo parece menos grave, o al menos más llevadero. No te sientas solo porque no lo estás, las personas que leemos este blog estamos contigo de alguna manera, sabemos cosas de ti que quizá tus familiares y vecinos no saben de la misma manera tus nos conoces a nosotros, conoces nuestros entresijos, cuando la mayoría se queda en la fachada.

    Nunca des el combate por perdido disancor, te quedas muchas cosas que experimentar, sitios que conocer y experiencias que vivir. Qué por qué escribes? pues creo que eso lo sabes tu mejor que nadie pero me imagino que como yo, porque te hace sentir bien, porque la gente que te comentamos lo hacemos de manera objetiva, sin prejuicios. Qué para quién escribes? personalmente te diré que espero cada día tu post, los echo de menos cuando dices que estarás unos dias sin escribir porque sales. Y me imagino que al igual que yo, la gente que te lee aunque no te comente, te agradece infinito que escribas cada día y nos cuentes lo que quieras contarnos, porque nos cuentes lo que nos cuentes, siempre es un placer leerte.

    Que qué nos puedes dar válido y útil? todas tus reflexiones lo son, nos hacen reflexionar a nosotros e incluso me han hecho pararme a pensar en cosas que antes me habían pasado desapercibidas. Me gusta como escribes y lo que escribes y sabiendo el esfuerzo que te supone hacerlo lo valoro el doble.

    En fin, que te mando desde aquí todo el buen ánimo del mundo para que te ayude a encontrarte un poquito mejor.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. "El sol volverá a salir y renacerá la esperanza" bonita frase que debes tener siempre presente...

    No te hagas tantas preguntas porque seguro que todas tienen respuesta y positivas, pero tu no lo sabes. Tienes que seguir escribiendo, primero por ti y después por nosotros porque aprendemos contigo, con tus vivencias. Dices tantas cosas en tan pocas palabras, consigues que piense, que reflexione, que me ponga en tu lugar... haces que viva tu realidad, que disfrute de tus paseos diarios con tu amigo ciego, que me fije en lo dificil que es subir un bordillo con una silla de ruedas, me traslado a tu pasado y siento como ayudabas a la gente de tu entorno, todo lo que hiciste por ellos...

    Te vuelvo a repetir: estoy aprendiendo mucho contigo y si tu quieres me gustaría seguir haciéndolo.

    Un saludo

    Ut

    ResponderEliminar
  3. silver´moon, gracias por todas tus palabras, especialmente, las de ánimo, gracias por leerme,
    gacias por la amistad que me brindas. Hoy no tengo palabras pára seguir dándote las gracias.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. qué puedo decir sobre las cosas ya escritas? El ánimo esta sometido a muchos cambios, lo que ahora es blanco un instante después es negro, pero, me copio a mi mismo la frase: "El sol volverá a salir y renacerá la esperanza"
    Como siempe, agradezco mucho tu comentario.
    Ut, un saludo,

    ResponderEliminar
  5. No tengas duda que puedes dar mucho contándonos tus anécdotas.
    Aprecio poder conocer lo que tienes para contar, ya sean historias, que parecen de cuento y en realidad son tus vivencias, o tu vida diaria en la que transmites sentimientos que no pueden dejarnos indiferentes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar