viernes, 5 de febrero de 2010

LA MUERTE

La vida se acaba. El tiempo pasa borrando todo vestigio de movimiento. Todo va quedando inerte, quieto. El polvo del silencio deposita capas sobre capas de oscuridad y misterio. Y el olvido quedó enterrado en el pozo negro. Como si no hubieras vivido, como si tu imagen nunca hubiera existido. La muerte se lo lleva todo, y se produce el vacío. Tal vez, salga a la luz tu calavera de cuencas vacías, pero eso es muerte, ya ni siquiera recuerdos de lo que fue otro día. Hay que enfrentarse a la realidad de una tumba fría, y estar preparados para la partida. No hay demoras cuando llega, no se le puede decir que vuelva mañana. Ha llegado tu hora. Y el mundo se detiene para ti, el reloj de tú tiempo dejó de marcar, todo se paró, todo se oscureció. Ha empezado tu eternidad.

14 comentarios:

  1. EROS Y TANATOS, DOS CARAS DE LA VIDA!
    DESPUÉS, LA ETERNIDAD...!

    PROSA, Y "TINTES POÉTICOS" (TAL VEZ SALGA A LA LUZ, TU CALAVERA DE CUENCAS VACÍAS...): AHÍ, ME SOBRECOGÍ!!

    ABRAZOS, DESDE "EL PAÍS DE LOS BOSQUES", TAMBIÉN TU RINCÓN...!

    MALENA

    ResponderEliminar
  2. Intensa tu entrada de hoy Disancor.
    Creo que esto lo sentimos de esta forma por nuestra condición de occidentales. Le tenemos miedo a l amuerte por el solo hecho de ser desconocida. Por no saber que nos depara el después.
    Hay cosas muy buenas que podríamos aprender de los orientales, entre ellas, la aceptación de la muerte, el no apego, el concepto de aprendizaje que poco tiene que ver con la escuela.
    Quizás algún día dejemos de temerle y de llorar desconsoladamente a los que parten hacia ella. Quizás algún día podamos vivir más libres, de ser así.
    Cariños amigo..

    ResponderEliminar
  3. Hoy me has sorprendido tanto por el tema elegido como por la forma literaria. Magistral, amigo.

    Esperemos que la Dama Negra venga a darnos la mano muy tarde y sin dolor. No la temo, cuando llegue me reuniré con mis angeles de la guarda más allá del arco iris.

    Un beso sereno, amigo

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ay la muerte!!

    Siempre cercandonos, cada día más cerca. Bellas y certeras palabras las de tu texto.
    Un cariño.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Uy Uy Uy... ese ánimo?? que no me entere yo que baja ni un cm eh??

    Creo que la muerte sólo es dolorosa y asusta cuando pensamos en ella, cuando llegue no será así. Para unos es un descanso porque dejan de sufrir, para otros un parón indefinido y en cambio para otros una renovación, como si hiciéramos un kit kat, para seguir el viaje en un cuerpo nuevo.

    Sea como sea, deberíamos quitarnos ese miedo y angustia que nos provoca pensar en ella, hasta ahora nadie se ha quejado cuando se muere ;-)

    Como alguien dijo una vez, deberíamos tener miedo al miedo, no a la muerte. Y tú que eres una persona valiente, optimista y con una fuerza de voluntad increíble la darás la mano cuando llegue, pero eso será dentro de muuuuuucho tiempo.

    Ahora sólo nos queda vivir con alegría cada minuto de la vida que disfrutamos.

    Un beso gigante y feliz finde

    ResponderEliminar
  6. Sin miedos. Cuando llegue si no me entero que miedo voy a tener... y seguro que es así, me tumbaré en mi cama y no despertaré.
    Historia futura, años 2375.... jjajajaj.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Yo de la muerte digo, lagarto, lagarto. No hay que tenerle miedo, pero por si acaso, es mejor que no se fije en uno.
    El maravilloso País de los Bosques es el sitio ideal para pensar en la vida y olvidar cosas tristes.
    Malena, un beso.

    ResponderEliminar
  8. Sí, nuestra cultura de la muerte es muy distinta de la de oriente, pensándolo bien, el concepto es totalmennte distinto, pero aunque el montaje difiera tanto, el resultado es el mismo, lo importante es común, la muerte y el misterio, que es lo que más sobrecoge.
    Sol, besos.

    ResponderEliminar
  9. Cuando llegamos a viajos vamos haciendo un acercamiento a la Dama Negra. Yo no la temo, pero, como todos los humanos, me da miedo el sufrimiento.
    Emibel, mal tema hemos elegido, con lo bonita que es la vida, aunque este llena de conflictos y problemas. Para que preocuparse, lo que este por llegar, llegará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, certeras tal vez, pero oportunas creo que no. La referencia al final de la vida siempre trae algo de tristeza, y son las alegrías las que tenemos que alargar, olvidándonos de las penas, que mientras menos se piense en ellas, parece que estan más lejanas.
    mariposa, un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  11. silver¨smoon, de ánimo ando bien. El tema de la muerte lo he querido tratar, casi, en plan romántico y de misterio, pero se me ha escapado al lado triste, puede que mi ánimo no ande tan bien como creo, y me he dejado llevar por negros pensamientos. En todo caso, nada importante, porque no me acuerdo de nada.
    No tengo miedo al final. Estoy tonto o loco, pero me gustaría morirme en la calle sentado en mi silla de ruedas.
    Y como estamos en la vida, alegría, alegría.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  12. Siempre que oía decir a un viejo: "que tenga una hora corta" yo pennsaba en lo que había querido decir, hoy entiendo que es que llegue la muerte de pronto y sin sufrimiento, algo así como tú dices, no se tiene miedo porque no te enteras de nada. Sería lo ideal.
    emilio, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La muerte me parece un tema muy interesante por su misterio y falta de conocimiento. ¿Qué habrá después de la vida....?

    Un beso

    Ut

    ResponderEliminar
  14. Mi pregunta es parecida, ¿habrá vida después de la muerte? La razón me dice que no hay nada, que la vida es un ciclo, como todos, con final. Pero cuanto misterio en torno a este tema.
    Lo mejor es no preocuparse, y pasarlo bien todo el tiempo que nos ha tocado en el reparto de vida.
    Ut, un abrazo.

    ResponderEliminar