martes, 16 de septiembre de 2014

AMIGOS DE LOS ANCIANOS

 1974.-Un día dedicado, en la ermita de las Cruces,  a los ancianos del Asilo de Hermanas de Ancianos Desamparados de Don Benito. En la primera foto, el alcalde, señor Galán Terroba, se dirige a las personas asistentes a la comida en honor de los mayores. Abajo, un grupo de Amigos de los Ancianos posando para la foto de recuerdo.

10 comentarios:

  1. Bella fotografía enhorabuena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Todos vamos a ser mayores, con lo cual, no entiendo a ese tipo de gente que les da de lado o les abandonan.

    Besos a montones Diego.

    ResponderEliminar
  3. Hola Disancor, muy buenas las fotos.
    Si nosotros estamos aquí, es gracias a los abuelos. Y si tenemos o hemos disfrutado de una vida con abundancia, también es gracias a que ellos trabajaron, lucharon y consiguieron muchas cosas para el bienestar de España.
    Los abuelos se merecen una vida relajada y tranquila. Se merecen estar atendidos por las familias o personas que los cuiden en su lugar. Un país se ve que es un país prospero y solidario, cuando nuestros mayores no carecen de nada. comen, están calientes, bien atendidos en la salud, bien aseados y que el cariño de la familia o cuidadores les sobre a raudales.
    Saludos y un abrazo fuerteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  4. Imagino que el Sr. Alcalde (de cuyas honradez y honestidad no tengo por qué dudar) debió de sufrir, en su época, más de un mal chiste a causa de su segundo apellido... Graciosa que es la gente...

    ResponderEliminar
  5. Todos los recuerdos son bonitos, y todavía mucho más bonitos si esos recuerdos los tenemos en fotos. Es mágico poder guardar en imágenes el tiempo.
    Antorelo, un abrazo.

    ResponderEliminar

  6. Las fotos, con los años, ganan en mérito, nosotros, en cambio, lo ganamos en sabiduría, si los jóvenes nos dejan demostrarla, cosa que no siempre ocurre
    Azzul, un beso.

    ResponderEliminar

  7. Antiguamente se decía que “del viejo el consejo”, ahora, en cambio, los jóvenes dicen que solo decimos tonterías, y nuestras historia ya no son tan interesantes. Será que les faltan los efectos especiales.
    ion-laos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En los años buenos de prosperidad se oía decir que a los abuelos los abandonaban en las gasolineras, en los parque y en los hospitales, ahora, en cambio, no se pueden ir de casa porque en muchos casos con sus pensiones sostienen a sus familias.
    Isa, un abrazo.

    ResponderEliminar

  9. La gente es muy graciosa, y es de suponer que haría chiste de un apellido tan llamativo para el caso. Igual que poner motes parecidos a los defectos físicos. Pero, bueno, algunas veces es solamente una muestra de cariño.
    El villano en su rincón, un abrazo.

    ResponderEliminar